COMPARTE

La insulina es una hormona
natural secretada por el páncreas, de gran relevancia para el control
metabólico del individuo. Cuando falta o el cuerpo genera resistencia, se
asocia a la aparición de diabetes mellitus, y en ese caso los médicos pueden
indicar una terapia de reemplazo de insulina oportunamente para llevar a los
pacientes a las metas establecidas que eviten la aparición de complicaciones a
largo plazo.

En consideración de la
especialista en Medicina Interna Yemina Figuera Chacín,  la insulinización es el tratamiento con más
evidencia y mayor potencia que tienen los profesionales de la salud para llevar
a las personas con diabetes a cumplir más rápido con las cifras de control glicémico

(nivel de azúcar en la sangre).    

El término insulinización temprana
es cada vez más común dentro de las recomendaciones terapéuticas para los
pacientes que presentan diabetes mellitus tipo 2, sin embargo, pacientes y
médicos, aún tienen dudas en cuanto a los beneficios y el momento adecuado para
hacerlo.   

¿Por qué se insuliniza?        

Figuera señala que el concepto de
insulinización temprana hace referencia a la administración de la hormona a
través de inyecciones, a pacientes con diabetes tipo 2, antes de que se
presenten las complicaciones de la enfermedad, en combinación o no con antidiabéticos
orales, si es el caso, que debe ser individualizado por el médico tratante.

Hay dos complicaciones
principales de la diabetes: las microvasculares (afectan el riñón, el ojo y los
nervios periféricos) asociadas a ceguera, insuficiencia renal, pie diabético y
las macrovasculares, asociadas a infarto de miocardio, enfermedad  cerebro vascular, enfermedad arterial
periférica, que lleva a las amputaciones en el paciente diabético.

La insulina es de aplicación
inmediata y de por vida en pacientes que presentan la diabetes tipo 1, cuando
el páncreas presenta un déficit absoluto o casi total en la secreción de insulina.
También se usa transitoriamente en mujeres que presentan diabetes gestacional o
personas con enfermedades graves en áreas de 
hospitalización o en cuidados intensivos, en pacientes crónicamente
enfermos que toman medicamentos que elevan la glicemia, y de manera transitoria
o definitiva en el paciente con diabetes mellitus tipo 2 donde los antidiabéticos
orales fallan en lograr la metas de control. 

¿Cuándo se insuliniza?

En los casos de diabetes tipo 2
los médicos comienzan a usar medicamentos orales, los cuales tienen varias
funciones, según la fisiopatología de la diabetes mellitus: unos minimizan la
resistencia del cuerpo a la insulina natural, otros estimulan lo que queda de
la reserva del páncreas para que secrete la hormona. Según Figuera estos están disponibles
en Venezuela. 

También se puede combinar la
insulina con medicamentos antidiabéticos en caso que la persona no esté
llegando a la meta de su registro de glucosa
(guías establecen entre 100 mg/dl
y 110 mg/dl en ayunas, por debajo de 130 mg/dl antes de comer y por debajo de
180 mg/dl dos horas después de la comida).

Las pautas también señalan que se
puede esperar de dos a tres meses para verificar si los medicamentos están
haciendo efecto o no, sin embargo, de manera individual y en conjunto con el
médico, el paciente puede llevar un control que le permita combinar más
rápidamente fármacos hasta llegar generalmente a la terapia triple oral.

¿Con qué se insuliniza?

La especialista indica que en
Venezuela se cuenta con varios tipos de insulina. Está la denominada insulina
NPH, la insulina cristalina y las más moderna, llamadas análogos de insulina,
tanto de acción rápida, asociadas a las comidas, como las de acción prolongada,
llamadas basales, que brindan un control sostenido por casi 24 horas, estas
insulinas análogas, tienen un perfil de acción más fisiológico y tienen menor
riesgo de hipoglicemia.

Los análogos son considerados los
mejores tolerados e ideales para cualquier persona porque tienen un perfil
farmacológico sin picos
, lo que evita eventos hipoglicémicos, especialmente el
de tipo nocturno. Son más fisiológicos al tener la propiedad de actuar rápida
en el momento de las comidas del paciente o lentamente durante todo el día, lo
cual se ajusta la necesidad de cada paciente; también vienen en presentaciones
o dispositivos más fáciles de usar. 

¿Solo con insulina mejora la salud del paciente diabético?

No. De acuerdo con Figuera la
persona con diabetes mellitus debe ser responsable de su enfermedad, tratando
de cumplir con las indicaciones del médico
para llegar a la meta. Junto con el
tratamiento de insulina la persona debe hacer cambios terapéuticos en el estilo
de vida, en el que incorpore una alimentación balanceada y actividad física de
150 minutos semanales, alcanzar el peso ideal. Además recomendó dejar de fumar,
vigilar la tensión arterial y los lípidos (colesterol, triglicéridos, entre otros).

El control del paciente diabético
no se resume en una cifra de glicemia, es en realidad el control de todos los
factores de riesgo cardiovascular, educación diabetológica, cambios favorables
en el estilo de vida y un apego estricto a la medicación junto con controles en
consulta externa mínimo cada tres meses y el automonitoreo ambulatorio de sus
cifras de glicemia, que garantizan que los medicamentos están llevando al
paciente a su meta terapéutica.

Con información de Comstat Rowland

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.