COMPARTE

AFP 

“¡Hemos entrado
en la historia de Portugal”, lanzóCristiano Ronaldo al regreso de la Selecçao portuguesa a Lisboa
el lunes, tras su victoria en la Eurocopa 2016.

Ante el clamor de
una multitud enfervorecida y llena de sentimiento patriótico, el capitán del
equipo portugués, nuevo campeón de Europa, alzó el trofeo desde el balcón
presidencial en la capital lusa.

Este primer
título internacional remonta la moral de los portugueses y llena de alegría a
toda una nación donde el fútbol es el rey, y a la que le está costando salir a
flote después de años de crisis económica.

“Esta
victoria no arregla nuestros problemas, pero al menos estamos felices. ¡Es algo
que solo ocurre una vez en la vida!”, aseguraba Lucia Antunes, desempleada
de 41 años.

Una marea humana
roja y verde, los colores nacionales, aclamó a los nuevos campeones de Europa
en su desfile triunfal por las principales arterias de Lisboa a bordo de dos
autobuses descapotables rotulados con la palabra “Champions”.

“Sois los
mejores de Europa”, afirmó el presidente Marcelo Rebelo de Sousa, antes de
condecorar a los ídolos de todo un país con el título de la Orden de Mérito.

Distendido a su
llegada al palacio presidencial, con la bandera de Madeira (su isla natal) al cuello, Ronaldose hizo con el micrófono para cantar a voz en
cuello el estribillo de un conocido tema del emblemático grupo de rock
portugués Xutos e Pontapés, antes de lanzar su habitual grito de guerra:
“¡Siiim!!”

Escoltado por el
ejército del aire, el avión “Eusebio” donde viajaba el equipo había
aterrizado sobre suelo luso a las 11H40 GMT. Dos chorros de agua con los
colores verde y rojo sirvieron para hacer pasillo a la aeronave.

“No hemos
dormido mucho. Esta victoria es la primera, teníamos que estar aquí. Es nuestra
venganza después de 2004”, aseguraba Antonio Ribeiro de Magalhaes, un
estudiante de 21 años, en referencia a la final que perdió el equipo luso ante
Grecia, siendo Portugal el país anfitrión del torneo.

 ‘ETERNOS’

Doce años después
de este drama nacional, Portugal consiguió por fin su primer gran título
internacional.

Aficionados de
los cuatro rincones del país celebraron hasta entrada la madrugada y por todo
lo alto este triunfo memorable.

“¡CAMPEONES!
¡Sois grandes! ¡Felicidades!”, tuiteó Luis Figo, estrella de la Selecçao
en 2004, cuando el equipo fue vencido por Grecia por 1-0, en una inesperada
derrota. A su lado se encontraba entonces un joven prodigio de 19 años que
terminó esa maldita final con lágrimas en los ojos.

Cristiano Ronaldo tiene hoy 31 años y es un icono mundial del fútbol. El domingo, en el
partido contra Francia, también lloró de dolor y de rabia, aunque el desenlace
final fue totalmente distinto.

Lesionado en la
rodilla izquierda en el minuto 8, un cuarto de hora después tuvo que ser
evacuado en camilla, sin poder contener las lágrimas.

Pero, al final,
las lágrimas de dolor se convirtieron en llanto de alegría después del gol de
su compatriota Éder en la prórroga, que dio la victoria al equipo.

“Épico”,
“Eternos” o “Orgullo de Portugal”… los títulos de la
prensa lusa celebraban este lunes en portada a sus héroes: Ronaldo, pero también Éder, goleador de la final, y
el seleccionador Fernando Santos.

NUDO EN LA GARGANTA

Lejos, muy lejos
de estas escenas de alegría, Francia se despertaba entristecida este lunes.
Dejó pasar la oportunidad de llevarse su cuarto título internacional, tras las
Eurocopas de 1984 y 2000 y el Mundial de 1998.

El presidente
francés, François Hollande, almorzó este lunes con los jugadores. Algunos de
ellos fueron con un nudo en la garganta.

Este triunfo en
la Eurocopa podría haber ayudado a Francia a olvidar el tenso clima social de
los últimos meses, la crisis económica que atraviesa el país e incluso los
recuerdos dolorosos de los atentados de 2015.

“Es una gran
decepción”, confesó el seleccionador Didier Deschamps. “Es muy duro,
tendremos que aceptarlo y digerirlo”.

 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.