COMPARTE

Dayrí [email protected]

No hay informes positivos. Eso es historia del pasado dentro de la asamblea que cada año realiza Fedecámaras con todos sus agremiados nacionales. Los números esta vez son críticos, mucho más que los de 2015. Dan cuenta de una reducción de 40% en la superficie que pudo ser sembrada en los 14 estados agrícolas del país. La causa: falta de suministro oportuno de insumos de parte de la expropiada por el Ejecutivo Agroisleña, hoy Agropatria, encargada del monopolio de comercialización de químicos e implementos elementales para trabajar el campo.

En la suma, entre el año pasado y los primeros seis meses de éste la caída ha sido de 60%. En Portuguesa será imposible cumplir con las metas adecuadas para suplir las necesidades habituales en los ciclos de maiz amarillo y caña de azúcar, rubros de vital importancia para la producción de alimentos, según alertó Omar Elchumary, presidente de Fedecámaras en esa región.

Las cosechas de finales de año están severamente comprometidas. “Las condiciones climatológicas no han sido favorables porque tuvimos un invierno muy adelantado, pero si nos hubiesen entregado los productos oportunamente, como herbicidas, pudimos haber quemado el monte para sembrar, pero no lo teniamos”.

También influye la falta de repuestos para la maquinaria agrícola que se mantiene paralizada en más de 60%. “Todo como cosecuencia de la represión económica implementada por el Gobierno”. De acuerdo a datos de Fedeagro el 46% de las tierras productivas del país han sido expropiadas, la mayoría de ellas están improductivas, en peores condiciones que las que siguen en manos privadas.


Afectación humana y animal

El maíz amarillo resulta muy versatil para la agroindustria. Se utiliza para la producción de la harina que se transforma en en arepa, en cereales y otros complementos y atoles infantiles. Pero su mermada siembra no solo afecta los tradicionales anaqueles.

“La cosecha cerealera repercute sobre la producción de los alimentos concentrados para reses, porcinos y  aves, y al no tener para cubrir la demanda humana nos atrasamos con el animal que es también importante porque son fuente de proteinas en la alimentación de la población”, en esos casos es necesaria la importación “pero el Gobierno no tiene dólares”.

Importaciones marginales

Los muelles del país siguen con una actividad deprimida. Solo el Gobierno puede importar al tener el control de las pocas divisas que ingresan al país. Aún así se trata de una caída de 40% solo en lo que va de 2016 de la entrada de mercancía, de acuerdo a los datos del economista Ricardo Villasmil durante su intervención en el ciclo de plenarias de la LXXII Asamblea Anual de Fedecámaras.

El presidente de la institución en Carabobo, Damiano Del Vescovo, lo confirmó. Este año el sector privado ha recibido una adjudicación de dólares “marginal” que no llega al 10% de lo que se necesita para abastecer los anaqueles. “Solo para el pago de la deuda a los proveedores internacionales se requiere urgente 14 mil millones de dólares”.

El resultado ha sido una marcada escasez que ha contribuido con la caída en 40% del sector comercial que históricamente había estado acostumbrado a crecer. “También hay problemas severos con la inseguridad con los cada vez más constantes robos a la mercancía que se transporta en todas las vías del país”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.