COMPARTE

Enmillyn
Araujo |@enmillyn_a

Una nueva oferta se abrió
paso en los puestos de los vendedores informales en el Zulia. Desde hace cuatro meses, no solo ofrecen productos
venezolanos con precios que triplican el costo establecido por la
Superintendencia Nacional de Precios Justos (Sundde), sino también alimentos,
medicamentos
productos de higiene
personal hechos en Colombia
.

Ante la escasez, los
productos eran traídos por los revendedores a través de trochas, pero luego aparecieron en los supermercados por un convenio que
estableció la Gobernación del estado Zulia con el Gobierno colombiano. La
incertidumbre que generó esta medida obligó al actual secretario del Gobierno
del Zulia, Giovanny Villalobos, a declarar que se han importado alimentos de
Colombia para abastecer los supermercados de la región.

Pese a la oferta de
alimentos colombianos, la cantidad de revendedores no disminuyó. Maribel
Molleja expresó que  “luego de ver los
precios de los productos dentro del supermercado, los bachaqueros siguen, y
esta vez son los comerciantes”.


Comprar caro para abastecerse

Odalys de Álvarez afirmó que
debe comprar comida cara traída de Colombia, pero esto ha logrado que su
tarjeta de crédito y la de sus dos hijos estén al límite.

También añora las diversas
marcas venezolanas que años atrás surtían los anaqueles, mientras enumera las
marcas de harina de maíz precocida colombiana que ha comprado y consumido para
conocer cual puede sustituir la tradicional harina venezolana: Arepa repa, La Nieve,
El Sol, El Principito y Harina Pan colombiana.

Álvarez señaló que ya no es
necesario comprar alimentos en cantidad por temor a que desaparezcan porque,
aunque los colombianos son más costosos que los venezolanos, están disponibles
en los puestos o anaqueles en cualquier momento.

Molleja expresó que los productos
colombianos son “tres o cuatro veces más caros que los alimentos regulados que
aquí se venden. El problema es que como no se consiguen los productos locales,
no nos queda otra que comprar caro”.

Según la Sundde, una harina
venezolana tiene un precio de 170 a 190 bolívares; mientras que la colombiana
es adquirida en mil 200, mil 500 o mil 800 bolívares, lo que representa una
diferencia entre ambos precios de 705 %.

También se consigue pasta a
mil 600 bolívares, aceite a dos mil 500, toallas sanitarias a mil 500, harina
de trigo, de 500 kilogramos, en 800, jabón de baño en mil, desodorantes a
partir de 800 bolívares dependiendo de su presentación, marca y tamaño.

 

Pagar
regulados con tarjeta

Algunos establecimientos
exigen que para comprar productos regulados se debe cancelar con tarjeta de
débito, crédito o alimentaria, un plan ejecutado por el Gobernador del estado
Zulia, Francisco Arias Cárdenas desde noviembre de 2015.

Esta medida impidió que
Fanny Bernal pudiera comprar dos paquetes de harina Pan que expendía Súper
Tienda Latino porque solo llevaba dinero efectivo.  Otros establecimientos como Enne y Centro 99
aplicaron este plan regional “antibachaqueo”.

Es un plan piloto con el que
se busca controlar el bachaqueo,  ya que entre los análisis de las
medidas  que  se han activado,  nuestro equipo verificó que el
denominador común en ese comportamiento es el dinero en efectivo.  Además,
las personas que financian este comportamiento ven el efectivo como una manera
fácil de burlar las investigaciones, explicó el secretario del Gobierno del
Zulia, para ese momento, Billy Gasca.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.