COMPARTE

Gerardo Rangel Sánchez

Las protestas en rechazo al
racionamiento eléctrico y en demanda de comida continuaron
este martes en
diversas localidades del estado Carabobo.

En el sector 7 de La Isabelica, un grupo de personas saqueó un restaurant de comida china, donde un grupo de personas se llevó todo lo que encontró su paso. Es la segunda ocasión que el restaurante “Oro Waca” es saqueado.

Otros vecinos cerraron el acceso víal en la avenida principal del mismo urbanismo, en repudio a cortes no programados del servicio eléctrico a las 7:00 de la noche, luego que de 4:00 a 8:00 de la mañana se cumpliera la interrupción fijada en el cronograma pautado por el Ejecutivo. Con ollas en mano protestaron en contra de los apagones y la falta de alimentos. 

La dirigente juvenil de Voluntad Popular, Yeremy Iravequin, alegó que la idea era protestar pacíficamente, pero varios habitantes de la urbanización aprovecharon la oportunidad para bloquear la avenida principal, quemando basura y neumáticos.

Las barricadas se extendieron a lo largo de toda la avenida, mientras las consignas más escuchadas fueron: “Tenemos hambre”, “El pueblo no aguanta más”. Los vecinos alegaron que la electricidad ha sido suspendida varias veces al día, ocasionando daño de los electrodomésticos.

Unos 30 funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana se acercaron a la zona.

Protesta en Mercal de Los Guayos

En el sector dos de la Vivienda Popular de Los Guayos se desarrolló una protesta en el Mercado de Alimentos (Mercal) de la zona desde tempranas horas del día los habitantes se acercaron al establecimiento con la intención de comprar pollo a precio regulado pero, los empleados informaron que el producto no estaba disponible originando un malestar en los habitantes.

En horas de la noche se acercaron funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) para resguardar las instalaciones, en vista de que los vecinos iniciaron una protesta para que vendieran el pollo.

Los funcionarios arremetieron en contra de los habitantes, quienes se replegaron. “Los pollos se están dañando, las cavas no funcionan por los cortes de electricidad no entendemos porque no los quieren vender”, manifestó Klendish Chourio.

El director del Mercal no quiso dar declaraciones al respecto, mientras los residentes denunciaron que en este establecimiento esto siempre sucede “todo lo esconden”, agregó Chourio. Solo queremos que nos vendan los alimentos manifestaron los habitantes.

En medio del caos los habitantes denunciaron a los miembros del consejo comunal del sector no cumplen con su labor de ayudar al pueblo solo se aprovechan de la ocasión para llevarse los alimentos.

Hasta las 9:30 de la noche, los
ciudadanos permanecían en las adyacencias del local comercial a la espera de la
venta
del producto. 

(Foto cortesía Andrew Abreu)

Vecinos de San Blas cerraron las calles de la zona y un tramo de la Autopista del Este, específicamente en las cercanías de Imeca. 

En El Añil, Distribuidor San Blas, La Adobera, en Valencia; así como la avenida Universidad, la urbanización La Granja, en Naguanagua, y El Samán, en Guacara, también se reportaron movimientos de este
tipo.

Con información de Sauly García

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.