COMPARTE

El Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) aseguró que cacerolear no es un delito y rechazó las acciones contra habitantes de Villa Rosa en Nueva Esparta por parte del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), que allanó viviendas y detuvo a 30 personas por manifestar con ollas su descontento por el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Provea considera que las detenciones arbitrarias y allanamientos ilegales en Villa Rosa son otra muestra del autoritarismo gubernamental.

Sostuvo que el creciente autoritarismo del presidente Maduro corresponde a doctrina de seguridad nacional, aplicada por dictaduras del Cono Sur, donde los intereses del Gobierno y el Estado están por encima de los derechos humanos de los ciudadanos. Mientras que un gobierno democrático prioriza los derechos de las personas antes que la seguridad del Estado.
El asesor del Despacho de la alcaldía del municipio Mariño en Nueva Esparta, Absalon Davis, catalogó las detenciones como una ridiculez oficial. Indicó que funcionarios del Sebin se llevaron como prueba las ollas vacías del cacerolazo contra el presidente Maduro.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) convocó a un nuevo cacerolazo para este sábado a las 8:00 de la noche en apoyo a los pobladores de Villa Rosa.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.