COMPARTE

Luis Alejandro Borrero 

Las reuniones son intensas. Cientos de horas hombres dedicadas a resolver un problema. Costaría mucho más no hacer nada, sostiene Nizar Richani. El vicepresidente del Centro de Ingenieros de Carabobo, informó que una comisión de trabajo permanente espera presentar una propuesta consensuada para el control del nivel y saneamiento de la cuenca del Lago de Valencia.

Es un problema técnico, social, y hasta político. Ningún aspecto puede dejarse por fuera. Para nosotros es importante que todos los factores estén incluidos. La propuesta final será presentada ante la Asamblea Nacional, el Ministerio de Ambiente y la propia Compañía Anónima Hidrológica del Centro, informó Richani. La fecha tope es la primera semana de mayo.

Pero no se trata de algo novedoso. Ya en 1995 el consorcio de consultores internacionales Caltec-Otepi-CDM estableció que el remedio para frenar el crecimiento del Lago era la denominada Solución Oeste. Pero ha pasado mucho tiempo desde entonces, la realidad ha cambiado. Por ejemplo, no teníamos los racionamientos de Hidrocentro, o el abandono de las plantas. Las recomendaciones del estudio, financiado por el Banco Mundial, nunca se tomaron en cuenta, detalló Richani.

La planta potabilizadora Alejo Zuloaga no está funcionando 100%. La calidad del agua es una queja recurrente de la sociedad, añade Richani. El racionamiento de 2016 no existía hace cinco años. Por eso los ingenieros están reunidos: el agua que está llegando a los hogares no es potable y se necesita una solución.

Existen al menos cuatro propuestas. Una por cada punto cardinal de la cuenca del Lago: norte, sur, este y oeste. Esta última, según el consorcio, era la más viable y barata. El informe final, presentado en diciembre de 1995 explica lo que el Gobierno debió hacer y nunca hizo: Desvío de los ríos Cabriales y Maruria hacia la cuenca del río Pao, en el verano de 1997; la puesta en servicio de la P/T de Los Guayos, a finales del año 2000, y finalmente, una obra complementaria de control.

La solución que presentará el Centro de Ingenieros es, según Richani, algo estructural. Que se adaptará a la nueva realidad. Se prevé una vigencia de hasta cuatro generaciones, dijo el ingeniero. La reutilización de aguas es algo novedoso que están estudiando para, por ejemplo, sacar las aguas del Lago de Valencia y resolver el problema de abastecimiento en el litoral de Carabobo. Que las aguas sean salobres —muy saladas— no es un problema para potabilizarlas, pero sí de costo, examinó Manuel Pérez Rodríguez, director general de la Fundación Movimiento por la Calidad del Agua (Fmpca).

El documento oficial lo explica claro: la solución Oeste es la más viable. La alternativa Oeste es la que requiere menor plazo de ejecución que, por lo demás, es previsible con suficiente precisión. Este factor es especialmente importante en razón de la urgencia de controlar los niveles del Lago de Valencia. Por un amplio margen es la de menores costos de inversión y costos totales capitalizados, cita el informe. La solución que se discute 21 años después promete ser más innovadora y definitiva.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.