COMPARTE

[email protected]

Hay un error de percepción en cuanto a la decisión que asuman
los rectores del Consejo Nacional Electoral; o mejor dicho, que asumieron el
pasado lunes 19 de septiembre. Me refiero puntualmente al hecho, supuesto o
cierto, de que llegaren a jugárselas haciendo imposible que el referendo se
lleve a cabo antes del 10 de enero del año 2017. ¿Creen ellos qué el pueblo se
quedará cruzado de brazos como si no hubiera ocurrido nada?

Esas desavenencias producto de la bribonadas de cuatros
rectoras del CNE,  militantes unas,
dirigentes otras del partido de gobierno, decía que sus pillerías de manera
recurrentes, provocadoras, irritantes son incitadora a la violencia. No han
explotado las calles del país por la sencilla razón de que todavía el pueblo y
la dirigencia de la MUD están a la espera de cumplir al dedillo hasta con la última
exigencia hecha por los aterrados entes del oficialismo. También participa un
resto de esperanza basado en la expectación, en la ilusión que piadosamente se
resiste a morir.

Una pregunta obligante que todos debemos hacernos sin
esguinces: ¿este régimen practica la democracia, sus acciones se asemejan a un
gobierno que cree en la libertad, cree 
en la alternabilidad de poder, respeta la separación de poderes, usa la
justicia?

Hasta hace relativamente poco tiempo ese era un punto
proclive a la discusión, a diferentes visiones e interpretaciones, no había los
elementos tan concluyentes como hoy para calificarlo rotundamente como un
gobierno tiránico, les importa solo eternizarse en él para exprimirle la última
gota al “excremento del diablo”.

En ello no hay formación ideológica, no es verdad que creen
en un proyecto socialista o comunista, o en el proyecto planificado por Hugo
Chávez quien nunca tuvo nada pensado, era solo un temerario con un morral
infinito de dólares.

Rótulo: Una sugerencia, no un consejo para los concejales de
la oposición. Dejen que los chavistas y el Che hagan su trabajo, no los ayuden.
No caigan en la extravagancia de llegar hasta la inconsciencia de embestir
contra la monumental escultura de Edgar Negret; cancelada, para más señas, por la
administración de Paco Cabrera.

Entiendan, que si el señor Che llagare a encargarse de la
Alcaldía de Valencia aparte de cualquier barrabasada que le pase por la mente,
ninguno de ustedes será electo alcalde en el supuesto que ello estuviera dentro
de sus planes. Apoyaron, innecesariamente, a los amigos rojos que, por cierto,
hacen mayoría para que los organismos del oficialismo decidan sobre las
acusaciones que pesan sobre Miguel Cocchiola. 

Es que: ¿ustedes son tan cándidos para creer en la justicia
venezolana? En todo caso, si el dictamen favorece a Cocchiola, ustedes pierden;
si lo imputan también pierden; serán otros los que recogerán la cosecha. 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.