COMPARTE

Ana Isabel Laguna || @AnaIsabelLaguna

Frente a la obesidad, los
cirujanos bariátricos están familiarizados con diversas técnicas como el bay pass
gástrico, la manga gástrica con las que han obtenido excelentes resultados;
ahora se suma la gastroaplicatura, que aunque no en todos los países se ha
puesto tan en boga, resulta mucho más económica y menos invasiva. A través de
la organización FundaBariátrica se realizaron esta semana 2 intervenciones de
esta técnica en la Ciudad Hospitalaria Enrique Tejera
(CHET), encabezadas por el médico mexicano, Héctor Galván,  director de la
Clínica de Cirugía Bariátrica del núcleo diagnóstico en Tepic, Nayarit, México.

En Venezuela, esta técnica se
aplica a nivel privado, pero es primera vez en un centro público, a través del
convenio que hizo FundaBariátrica, dirigida por el doctor Luis Aranguren, jefe
del servicio de la Sala de Cirugía Bariátrica de la CHET, con el doctor Galván
a fin de que personas obesas, de escasos recursos, tengan la oportunidad de
operarse.

El cirujano Héctor Galván está abierto a seguir impartiendo sus conocimientos a  sus colegas venezolanos. (Foto/Ángel Chacón)

La gastroaplicatura tiene el mismo
efecto de un bay pass o manga gástrica en la reducción del estómago, para que el
paciente coma menos y se satisfaga rápido. Aunque son procedimientos que no se
pueden comparar, porque funcionan de manera diferente. El bay pass es cuando se
divide el estómago y el intestino y se hace una modificación del tránsito
intestinal
(ideal para los pacientes con diabetes); en la manga se hace un
corte transversal de este órgano, mientras que en esta técnica –ya previamente
con los rigores del quirófano- el estomago una vez liberado de los otros
órganos a través de una electrocirugía, se dobla hacia “adentro” entre 50 a
80%. Luego, se sutura con un hilo especial que no se absorbe. En una hora se
realiza el procedimiento, el paciente requerirá quedarse un día hospitalizado y
reposo por una semana.

No es que sea la mejor opción para
bajar de peso, aclaró el doctor Galván, sino que el propósito es demostrar que
con una técnica más sencilla se puede ofrecer esta cirugía bariátrica
a muchas
más personas, uniendo voluntades.

De acuerdo con el doctor Aranguren,
por lo menos, ya entre el 50 y 60% de las aseguradoras reconocen la obesidad
como una enfermedad en Venezuela
, y se cuentan con unidades públicas de
Cirugías Bariátricas, como en el Hospital Domingo Luciani, Hospital
Universitario de Caracas, en el Pérez Carreño, pero las listas de esperas son
extensivas. Y aún así se operan entre cuatro mil y cinco mil pacientes al año.

Pero, la población obesa es muy alta. Detalló Aranguren que a pesar de la situación del
país tienen 2 años con este servicio
, en el que empezaron por operar a dos
pacientes por mes, hasta llegar a 35. Mi esperanza es operar de cinco a seis pacientes
por semana. Este año han realizado tres bay pass, dijo el cirujano.

En esta unidad realizan una charla
al mes, donde los asistentes reciben una referencia para una consulta al mes
siguiente por los especialistas, para ver cuál es el procedimiento que realmente
necesitan. El viernes 21 de este mes es la próxima charla.

Aranguren se mostró agradecido de la
iniciativa del doctor Galván, ya que la obesidad es un problema de salud
pública, que en el país afecta entre el 20 a 30% de la población
y hasta el
2014 ocupábamos el sexto lugar en América Latina.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.