COMPARTE

Luis Alejandro Borrero | @LABC7

[email protected]

No importó que las caraotas estuvieran fuera del empaque. Se estaban madurando para el día siguiente. Pero los granos —fuente de las pocas proteínas que reciben los pacientes— no terminaron en los estómagos de enfermos. La madrugada del lunes delincuentes abrieron un boquete en la cocina central de la Ciudad Hospitalaria Henrique Tejera (CHET), el más importante de Carabobo.

La crisis humanitaria está sobrepasando todas las barreras. Autoridades del hospital se dieron cuenta del hurto la mañana del lunes 20 de junio. De inmediato llamaron a las autoridades, relató Ricardo Rubio a El Carabobeño. El presidente de la Sociedad de Médicos Residentes de la CHET lamentó que la comida de los pacientes fuera hurtada. También faltaba una licuadora, que apareció luego en áreas del centro de salud.

Más de mil pacientes esperaban por su comida el lunes. Rubio dijo que las autoridades sanitarias intentaron reponer con otros alimentos de inmediato. Pero reconoce que la alimentación en la CHET no es la mejor. Le preocupa más la nutrición de los neonatos y sus madres en esa área, donde se habría llegado al punto de dispensar arroz con leche.

Es hora de trabajar juntos, advierte el médico. La salud no tiene color político y las instalaciones del primer hospital de la región necesitan atención urgente. “Llamó a las autoridades a que nos organicemos, para que esto no llegue a un nivel en que sea insostenible”. Los médicos están dispuestos a colaborar, indicó.


MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.