COMPARTE

Eduardo [email protected]

Sorprendió
la noticia en la noche del martes sobre el fallecimiento del ex lanzador Rubén
Quevedo, quien dejó este mundo a la edad de 37 años por causa de un ataque
cardíaco mientras jugaba una partida de sofbol en La Guaira, estado Vargas.

Quevedo siempre
será recordado por  ser clave en el
título logrado por los Navegantes del Magallanes en la campaña 2001-02 frente a
Tigres de Aragua siendo el lanzador ganador del quinto juego, el que coronó al
equipo dirigido por Phil Regan.

El ex
lanzador derecho estuvo en las Grandes Ligas con los Cachorros de Chicago y los
Cerveceros de Milwaukee, mientras que en Venezuela además de Magallanes estuvo
con los Tigres de Aragua.

Quevedo nació
en Valencia el 5 de enero de 1979 y se formó en la Corporación Criollitos de
Venezuela en el que su madre, Délida, es una de las dirigentes del directorio
nacional. Fue firmado al beisbol profesional en 1995 por Bravos de Atlanta a
través del scout Rolando Petit para las Grandes Ligas  y fichó con Navegantes del Magallanes para la
LVBP.

Con los “eléctricos”
debutó en la campaña 1998-99 con apenas 19 años de edad participando en 17
compromisos, de los cuales tuvo un par de aperturas.  Dejó foja de 0-2 y 4.19 de efectividad, sin
embargo dejó constancia del poder de su recta al ponchar a 38 en igual cantidad
de entradas lanzadas.

Gracias
a esa actuación con Magallanes los “hacheros” lo asignaron a Triple A para la
temporada 1999 pese a que su máxima experiencia en el beisbol norteño era en
Clase A fuerte.

Estando
en la “antesala de las mayores” Atlanta lo cambió el 31 de julio a Chicago junto
a los lanzadores Micah Bowie y Joey Nation por el infielder boricua José
Hernández y el experimentado serpentinero zurdo Terry Mulholland.

Apenas
comenzó la temporada  del  2000 recibió su primer llamado a las Grandes
Ligas convirtiéndose en el venezolano 119 
en participar en la “Gran Carpa” cuando el 14 de abril uniformado con
los Cachorros lanzó una entrada en blanco frente a  los Marlins de Florida.

Ya todo
un grandeliga fue fijo en la rotación abridora de Magallanes en la pelota local
dejando registro 2.4 y 4.09 de efectividad en la campaña 2000-01.

En la
siguiente zafra con los “turcos”, la 2001-02, no la tuvo todas a su favor en la
ronda eliminatoria con récord de 2-3 y 5.68 en seis aperturas y tres relevos,
sin embargo mostró lo mejor de sí cuando realmente importa, en la postemporada,
haciendo llave con Johan Santana en la rotación.

En la
ronda “todos contra todos” semifinal fue uno de los mejores lanzadores al
lograr foja de 1-0 y 1.37 efectividad en cuatro aperturas que incluyó un juego
completo.

Ya en la
final fue el encargado de abrir el primer juego contra Aragua en Valencia en
que se fue sin decisión pese a lanzar bien en 6.1 innings, encuentro recordado
por el jonrón del refuerzo Robert Pérez frente a Kelvim Escobar para que
Magallanes dejara en el terreno 3-2 a los “felinos” en el noveno inning.

 Con la serie 3-1, a un triunfo de la primera
corona magallanera en un lustro, tuvo la responsabilidad de abrir el quinto
desafío en Maracay y respondió con pelota de siete entradas en los que aceptó solo
tres hits y dos carreras (ambas sucias), soberbia actuación que fue respaldada
por sus compañeros a la ofensiva para el triunfo 5-2 y desatar la celebración
por el título.

Con
Magallanes estuvo dos temporadas más. La mejor fue en la 2003-04 cuando tuvo
balance de 2-3 y 3.50 de efectividad, pero en su última campaña, en la 2004-05,
perdió sus tres aperturas y su promedio de carreras limpias fue de 15.12.

Tras ser
dejado libre probó suerte con Tiburones de La Guaira en las prácticas pero no
hizo el equipo, aunque pudo regresar en la 2008-09 con Aragua dejando marca de
0-1 y 5.87 de efectividad en siete apariciones, dos desde el inicio. Esa fue su
última actuación como profesional.

EN LAS GRANDES LIGAS

En la
Gran Carpa solo estuvo una campaña con Chicago en el que dejó foja de 3-10 y
7.47 de efectividad en 15 aperturas y siete relevos. En 88.0 entradas aceptó 96
hits y 73 carreras limpias con 54 boletos y 65 ponches.

Fue
cambiado a Cerveceros de Milwaukee, equipo en el cual militó por tres
temporadas (2001-2003), pero comenzó a confrontar problemas físicos, sobre todo
con su peso, mientras que la velocidad de sus pitcheos disminuyó drásticamente.

En 2004
firmó como agente libre con Orioles de Baltimore pero apenas pudo lanzar 1.2
entradas en Doble A antes de retirarse del beisbol norteño.

De por
vida en las Mayores registró 14-30 y 6.15 de efectividad en 66 encuentros, 58
como abridor. 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.