COMPARTE

Dayrí Blanco | @DayriBlanco07

Agustín Pulgar desempolvó la carpeta llena de papeles. Por tres años cada 90 días la utilizaba para renovar el crédito bancario aprobado para la compra de un carro. En diciembre desistió de la idea hasta que de pronto pasó frente a un concesionario y lo vio con la exhibición llena. Al día siguiente entró con la idea firme de cumplir con su objetivo. Pero salió con la convicción de que al menos por ahora no podrá cambiar su viejo Chevrolet del 98. Él es profesor universitario y no gana en dólares. Pero necesita al menos 14 mil billetes de los verdes, más 10 millones y medio de bolívares para poder pagar por el modelo más económico en el mercado.

No hace falta providencia ni autorización oficial. Hace más de un año que en el país se venden vehículos nuevos en dólares. Aún así, las plantas ensambladoras, con más de 100 mil puestos de trabajo a cuestas, siguen paralizadas. Todo indica que las líneas de producción y la cadena de comercialización de automóviles están atadas al cada vez más lento ritmo económico nacional.

En algunos concesionarios hay actividad. Muchos clientes entran sonrientes y salen rápidamente decepcionados de los que comercializa la firma Ford. Hay variedad que sale de las líneas de la planta ubicada en Valencia y que es la única que se mantiene operativa, aunque a mínima capacidad, al ensamblar unidades con las piezas importadas con recursos de propietarios de los puntos de venta. Pero los resultados no han sido los esperados debido a los precios que atentan contra el poder adquisitivo del venezolano.

Los precios

Hay de todo, pero debe pagarse en dos porciones, una en bolívares y otra en dólares. El Fiesta Titanium automatico 2016 cuesta $ 14 mil 327 sumado a Bs 10 millones 427 mil 317; la Ecosport Titanium 4X2 automática 2016 $ 19 mil 968 y nueve millones 989 mil 390; la Explorer Limited 4X4 automática 2016 $ 38 mil y Bs 16 millones 286 mil 192; y la F-250 4X4  doble cabina 2016 cuesta $ 39 mil 321 que deben ser pagados junto a Bs 11 millones 275 mil 621. La empresa da la opción de cancelar la porción en bolívares con financiamiento de la banca privada, la que corresponde en dólares debe concretarse a través de transferencia.

De los siete puntos de venta que tiene Toyota en la región, sólo el de Puerto Cabello y el de Naguanagua tienen vehículos en sus exhibiciones. Pero en esta compañía es diferente. Nada de lo que se ofrece sale de la manufactura de la planta de Cumaná. Todo es importado. Y como tal se vende en $ 32 mil 500 el Corolla, $ 63 mil 800 la Tacoma 4X4, $ 57 mil 120 la Tacoma 4X2 y en $ 75 mil la Roraima 4X4. “Pero si se fabrican en Venezuela sería mucho más caro. Por ejemplo el Corolla estaría actualmente en 27 mil dólares más 10 millones de bolívares”.

Esto coincide con Christian Pereira, secretario general del sindicato de FCA- Chrysler y presidente de la Federación Unitaria de Trabajadores del sector Automotriz, Autopartes y Conexos (Futaac), quien aseguró que es más barato y se obtiene en menor tiempo, el vehículo importado en su totalidad. “Traerlo ensamblado se demora a lo sumo tres semanas mientras que los trámites adquirir el material CKD y el proceso de nacionalización se tarda hasta 3 meses”.

Los trabajadores insisten en que el Gobierno suspenda la resolución que permite importar del extranjero a particulares para que la industria local pueda competir en condiciones favorables.

Producción en picada

Aún no hay nada oficial. Desde las gerencias de las ensambladoras se mantienen conversaciones continuas con el Ejecutivo para la reactivación de la producción, pero no hay un plan en concreto. En enero de 2015 los sindicatos de Ford, FCA y General Motors Venezolana (GMV) plantearon al Gobierno la posibilidad de comercializar en dólares. Solo la primera lo logró. Por eso los concesionarios de las otras dos se mantienen desde hace casi dos años vacíos.

Pereira alertó que ese convenio aplicado en la actualidad no dará los mismos resultados. Cuando se hizo la propuesta no había una marcada recesión económica.

En FCA solo hay cronograma de producción de 144 unidades entre Cherokee y Forza a partir del 21 de noviembre, son números que en condiciones normales se completan en un día de jornada. Mientras que en GMV solo hay material para 88 camiones.

De acuerdo al registro de la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez) en 2016 la producción en los primeros cinco meses del año se ha reducido en 86,43%.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.