COMPARTE

Ocho civiles y dos policías tienen más de 60 horas retenidos en los calabozos de la Policía del estado Táchira. Sus captores son varios reos que exigen el traslado a centros penitenciarios en condiciones adecuadas, el respeto a sus derechos humanos, la entrega de buena comida, y que las visitas se efectúen como han sido programadas.

Uno de los rehenes indicó en un video publicado el viernes, que han sido tratados con respeto, porque a los reclusos les interesa que solucionen sus problemas. Hizo un llamado a la Defensoría del Pueblo para que se respeten los derechos humanos de los internos.

José Gregorio Castillo, destituido del ente policial por unas declaraciones ofrecidas después del arrollamiento de tres funcionarios durante una protesta estudiantil, detalló que los reclusos tienen dentro de la policía una granada y un revólver, con el cual hicieron cuatro detonaciones para intimidar y demostrar que están armados. 

Castillo indicó que este sábado solicitaron ser traslados a la cárcel de Tocorón, y ya se hicieron unos traslados, pero según información que maneja, hasta que no lleguen esos detenidos a Tocorón no van a soltar a los policías, ni a los familiares.

El funcionario responsabilizó al director de la Policía de Táchira, Amador Torres, por el maltrato y el hacinamiento contra los privados de libertad. Reveló que en los calabozos hay más de 400 reclusos, y la capacidad es para 200. 

Con información del Diario de Los Andes.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.