COMPARTE

AFP

Una semana después del atentado de Niza, reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), la emoción y la polémica sobre la seguridad siguen vivas en Francia, donde el estado de emergencia fue prolongado seis meses en un clima de fuertes tensiones políticas.

En el marco de la investigación sobre el atentado cometido el pasado 14 de julio, fiesta nacional en Francia, por el tunecino Mohamed Lahouaiej Bouhlel, cinco sospechosos comparecieron ante la justicia antiterrorista y podrían ser inculpados.

Por su parte, el EI, que ya reivindicó los atentados que dejaron 130 muertos el 13 de noviembre en París, amenazó con intensificar sus ataques contra Francia en un nuevo vídeo donde aparecen personas que hablan en francés y felicitan al atacante de Niza, que arrolló a 84 personas e hirió a más de 200 con un camión tras los tradicionales fuegos artificiales del 14 de julio.

El jueves, el diario Liberation avivó de nuevo la polémica en torno al dispositivo policial desplegado esa noche y las acusaciones de “mentira” y “falsedad” llegan desde todos los frentes.

El periódico afirma que la entrada de la zona peatonal del paseo de los Ingleses de Niza, al que habían acudido unas 30.000 personas para ver los fuegos de artificio, estaba custodiada únicamente por un coche de la policía municipal y que la policía nacional estaba prácticamente ausente en las inmediaciones.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.