COMPARTE

AFP

El primer caso probado de una bicicleta trucada, provista
de un motor, se saldó con una suspensión de seis años para la joven belga Femke
Van den Driessche, declarada culpable de dopaje tecnológico en los Mundiales de
ciclocross del pasado mes de enero.

La decisión de la Unión Ciclista
Internacional, a través de su comisión disciplinaria, es ejemplar: “La
señorita Femke Van den Driessche es declarada culpable (de fraude tecnológico).
Ella ha sido suspendida por un período de seis años a contar desde el 11 de
octubre de 2015”.

La corredora belga de 19 años fue asimismo
sancionada con una multa de 20.000 francos suizos (18.180 euros), y privada de
sus títulos, especialmente el campeonato de Europa sub-23, y el campeonato de
Bélgica.

Esta decisión se produjo a raíz del
descubrimiento de un motor eléctrico “escondido en el interior de una de
las bicicletas de la ciclista belga” durante los controles realizados en
la carrera de menores de 23 años de los recientes Campeonatos del Mundo de
ciclocross en enero en Heusden-Zolder (Bélgica), precisó la Unión Ciclista
Internacional desde su sede de Aigle, en Suiza.

Femke Van den Driessche, que debía
comparecer el 15 de marzo, renunció a su defensa y anunció poner fin a su
carrera deportivo con efecto inmediato.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.