COMPARTE

La creación de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) son la prueba irrefutable del fracaso gubernamental en materia de alimentación, porque constituye un reconocimiento ante el mundo de que el Gobierno no tiene la capacidad de producir alimentos para la población, ni establece garantías para que el sector privado adquiera materia prima para producir, por lo que entrega una marginal cantidad de comida a sus adeptos para repartirla, bajo una metodología de chantaje político y corrupción.

Así lo expresó Judith Sukerman, concejal de Valencia, quien aseguró que los anaqueles están vacíos por las desacertadas políticas expropiatorias y confiscatorias del Gobierno, de persecución y asfixia a la empresa privada que acabaron con la producción nacional, y los millones de dólares destinados a la importación de alimentos se perdieron entre la corrupción y el desinterés.

La edil recordó las toneladas de alimentos perdidas en Bolipuertos, a causa de transacciones fraudulentas, además de los escandalosos casos de corrupción que se han denunciado, especialmente si se toma en cuenta que para el ramo alimenticio se establece un dólar a tasa preferencial.

Dijo que cada vez son más las denuncias de casos de corrupción y chantaje en la entrega de las bolsas de comida, pues no solamente están destinadas a los adeptos del oficialismo, sino que en el caso de las pocas comunidades en las que se adjudican, las bolsas solo llegan con la mitad de los productos. Considera que este programa excluye al 98% de la población carabobeña.

Sukerman sostiene que hasta que Nicolás Maduro no salga del Poder, por la vía constitucional y democrática, no se resolverá el tema del abastecimiento de alimentos. Manifestó que es necesario exigir al Consejo Nacional Electoral (CNE) una fecha pronta para la recolección del 20% de las firmas del Registro Electoral y convocar un referéndum revocatorio.

NDP

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.