COMPARTE

AFP

El
atletismo ruso, cuya participación en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro en
agosto está por el momento en tela de juicio, vuelve a estar en el centro de la
sospecha tras la suspensión por dopaje de la campeona olímpica de lanzamiento
de martillo en 2012, Tatyana Lysenko.

Parece
una historia repetida, pero en este caso cuenta con una particularidad que le
dota de una dimensión especial: Lysenko, apellidada Beloborodova tras su
matrimonio, se habría dopado en los Mundiales de 2005 en Helsinki, según la
prensa rusa.

La
Federación Internacional de Atletismo (IAAF), confirmó la suspensión
provisional de la deportista con carácter retroactivo, pero sin especificar la
naturaleza del producto causante ni del control positivo.

El
11 de agosto de 2015 la IAAF anunció que en los contranálisis de las muestras
de los Mundiales 2005 y 2007 se habían destapado 32 casos positivos, aunque por
razones jurídicas la IAAF no reveló su identidad.

Lysenko/Beloborodova
ha visto su nombre varias veces relacionado con el dopaje. Ya fue suspendida
dos años por dopaje por un control positivo en mayo de 2007 por uso de un
inhibidor de hormonas, por lo que se perdió los Mundiales de Osaka-2007 y los
Juegos Olímpicos de Pekín-2008.

Lysenko/Beloborodova,
de 32 años, es la vigente campeona en lanzamiento de martillo. Cuenta
igualmente con dos títulos de campeona del mundo de la disciplina en 2011 y
2013.

En
los Mundiales de 2005 había logrado la medalla de plata tras la descalificación
por dopaje de su compatriota Olga Kuzenkova.

Si
se confirma su positivo, la rusa podría ser suspendida de por vida, además de
perder la medalla de plata ganada en 2005.

En
cualquier caso, este nuevo escándalo evidencia las prácticas dudosas que han
gangrenado el atletismo ruso los últimos años.

 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.