COMPARTE

Cristian Antonio Cooz

Luego de seis días en huelga de hambre, Reynaldo Díaz, Norma Torres, Luis Canelones, Domingo González y César Hortelano, dirigentes sindicales del sector eléctrico y miembros de la Unión Nacional de Trabajadores (Unete), emitieron este viernes un comunicado en el que exigen al Ejecutivo la firma y homologación inmediata del contrato colectivo.

En el comunicado, denuncian la politización de la discusión del contrato colectivo y responsabilizan directamente al ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, quien anunció hace tres meses la firma y aún no ha habido respuesta.

A continuación el comunicado: 

Los dirigentes sindicales Reynaldo Díaz, secretario general del Sindicato de Trabajadores Eléctricos, Similares y Conexos (STE) y miembro de Fetraelec y Unete (Caracas), Norma Torres y Luis Canelones (Carabobo), Domingo González (Caracas) y César Hortelano (Aragua) – quienes el pasado lunes 13 levantaron una huelga de hambre en la que llevaban más de seis días (152 horas)- exigimos al Ejecutivo que, de una vez por todas, cumpla con la firma y homologación del contrato colectivo de los trabajadores de Corpoelec, quienes suman más de 42 mil trabajadores activos y 10 mil jubilados a nivel nacional. Recordamos que este contrato aún tiene incertidumbre sobre la cláusula indexada al SMN, la cual establece que el primer nivel de tabulador debe estar por encima 1,5 veces del SMN, así como un Plan de Jubilación Único y Homologación de Jubilados, ya que la propuesta presentada por quienes están en la mesa de discusión quedó solo para los representantes de la empresa a quienes también señalamos como responsables de la dilación y angustia que vivimos los trabajadores del sector eléctrico.

Señalamos y responsabilizamos directamente al ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, quien no ha mostrado compromiso y menos ha cumplido con su palabra, ya que hace más de tres meses indicó que pronto habría “humo blanco” y lo único que ha pasado es que han amenazado y causado terrorismo patronal para tratar de silenciar la voz de protesta de los trabajadores quienes exigen contrato ya.

Exigimos que concluya esta tortura en la que se ha convertido la discusión que solo ha sido politizada, ya que además del ministro Motta, el ministro del Trabajo, Oswaldo Vera, también aseguró hace casi dos meses que “pronto estaría firmándose”. Lo mismo hizo Wills Rangel, quien dijo el pasado 14 de junio que “en 72 horas estaría firmado”, al igual que el diputado Francisco Torrealba, quien en plenaria de la Asamblea Nacional y de forma desesperada, indicó que estaba “casi listo” y que sería firmado en los próximos días.

Consideramos que este contrato ha sido politizado, por lo cual llamamos la atención de los sindicalistas gobierneros y politiqueros que piden solo  “tener paciencia”, cuando lo que estamos es en estado de hambruna, indigencia y ante un terrorismo patronal capaz de privarnos de libertad siendo inocentes.

Al igual denunciamos lo que hicieron con nuestros compañeros del Táchira y los cinco compañeros de la Termozulia que aún están detenidos, lo cual consideramos un acto inconstitucional y violación de los DD HH, por lo que exigimos su libertad plena de forma inmediata. En cuanto a las luchas y acciones, convocamos a todos los trabajadores a nivel nacional para este lunes 27 de Junio de 2016 a las 9:00 de la mañana, para una marcha que partirá desde la sede Santa Rosa, estación del metro Caracas, hasta la sede del ministerio Eléctrico en San Bernardino.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.