COMPARTE

Dayrí Blanco|@DayriBlanco07

Hoy se dio un paso atrás. La mermada capacidad productiva en la planta de Cervecería Polar ubicada en San Joaquín se redujo a cero. La manufactura se paralizó por completo este lunes. Pero esta vez no se trató del agotamiento de inventario de materia prima, sino de la protesta de los 355 trabajadores que aún se mantienen bajo la figura de suspensión laboral, que se tradujo en el bloqueo de la entrada de la empresa.

El plan estaba armado. A las 4:00 a.m. llegaron con la firme intención de impedir que las líneas se encendieran como cada lunes a las 6:00 a.m. La nómina del primer turno llegó pero no pudo entrar. Los manifestantes pararon sus vehículos en el portón e impidieron el acceso peatonal.

La planta, que reanudó operaciones el 6 de julio tras haber paralizado el 29 de abril al quedarse sin cebada malteada, está en un proceso de incremento paulatino de la elaboración de malta y cerveza. “Primero arrancamos a media máquina, ya estábamos a 80%, y en esa medida se ha ido llamando al personal para su reincorporación”, explicó Arquímedes Sequera, secretario general del sindicato, quien rechazó la protesta al considerar que afecta a toda la nómina, la producción de la planta y viola el derecho al trabajo y a la propiedad con el bloqueo con cadenas y candados en la puertas principales de la compañía.

Juan Sánchez, uno de los manifestantes, dijo que desde el 19 de julio están a la espera que la empresa acate la orden de reenganche de quienes, aunque cobran una compensación del salario básico, no reciben beneficios de la convención colectiva como becas de estudio, plan vacacional, ni la contribución de útiles  ni la que se les da a padres con niños que tienen una condición especial.

En la suma, mensualmente reciben el pago de 75 mil bolívares con un sueldo básico que va de 28 mil a 42 mil bolívares más el bono de alimentación reglamentario y otros 15 mil bolívares contractuales, de acuerdo a lo indicado por Sequera.

Hasta ahora no se ha dado mediación desde la gerencia ni el sindicato. “La acción de ellos es violenta e ilegal. Mientras no se abran espacios para un diálogo respetuoso no podremos hacer nada”.

La acción fue radicalizada a la 12:00 p.m. cuando los manifestantes trancaron la Autopista Regional del Centro en ambos sentidos por tres horas, hasta que un contingente de la Guardia nacional Bolivariana llegó para dispersar la protesta que colpasó la vía.

La firma ha insistido que el reenganche no aplica en el caso de estos trabajadores ya que no han sido despedidos sino suspendidos. Alexander Abarca, director general de participación y relaciones laborales del Ministerio del Trabajo, aseguró que se trata de un despido indirecto al quitarle los beneficios sin haber cumplido con los trámites que exige la Ley del Trabajo ante las respectivas inspectorías.


MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.