COMPARTE
Los Marlins de Miami, todos enfundados en la camiseta número 16 de José Fernández, regresaron a la acción frente a los Mets de Nueva York… porque el béisbol debe continuar.
El Marlins Park era una funeraria gigante, con miles de personas que vinieron a rendir tributo al ídolo, que este lunes debió haber tomado la lomita para lanzar por última vez en la temporada.
En las afueras del parque de pelota, muchos colocaban flores y globos en una especie de santuario espontáneamente improvisado, donde plasmaban sus firmas a modo de homenaje.
Los muchachos se abrazaban en el dogout, como deseándose un esfuerzo supremo para honrar a su líder fallecido en el trágico accidente marítimo en la madrugada del domingo, y cada vez que uno de ellos salía al terreno para alguna carrerita de calentamiento, era recibido con aplausos del respetable, sabedor del dolor que embargaba a los jugadores.
Martín Prado (izq) no pudo contener las lágrimas./Foto: AP
Las cámaras enfocaban a un Giancarlo Stanton lloroso, mientras en la televisión local pasaban una y otra vez imágenes de un José jubiloso, disfrutando cada momento del juego.
En el círculo de pitcheo, el número 16 dibujado sobre la tierra reunió a su alrededor a los jugadores de los Marlins, mientras sonaban en tono luctuoso las notas de Take Me Out to the Ball Game.
Tras el Himno Nacional, los peloteros de los Mets se abrazaron con sus rivales y luego Stanton, emocionado, arengó a sus compañeros a salir a jugar con la pasión de Fernández.
Foto: AP

El público empezó a corear ”¡José, José!” y entonces se dio la voz de ¡playball!
Al segunda base de los Marlins, Dee Gordon, se le notó muy consternado durante el calentamiento físico y la práctica de bateo. Por lo tanto, Gordon tuvo mucho tiempo para ocultar las lágrimas tras el fallecimiento de su compañero Fernández.
Pero cuando Gordon fue al plato para el primer turno al bate, todas sus emociones llegaron a un tope, cuando abrió el partido con un vuelacercas por el prado derecho.
Gordon inicialmente caminó al plato y tomó un pitcheo bateando del lado derecho del plato. Luego, Gordon cambió posiciones al lado zurdo para pegar apenas su segundo jonrón de la temporada. Gordon llevaba una camiseta de ”RIP” en homenaje a Fernández bajo su jersey durante la práctica.
Foto: AFP

El batazo desató una gran primera entrada para los Marlins. Anotaron cinco carreras en las dos primeras entradas contra los Mets.
Tomado de Espndeportes.com

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.