COMPARTE

EFE

El documental “Lucha
México”, de los realizadores estadounidenses Ian Markiewicz y Alex
Hammond, levanta la máscara a los luchadores mexicanos y muestra las personas
que se esconden detrás de uno de los espectáculos más populares del país.

Los cineastas vivieron durante
dos años con algunas de las principales figuras de la lucha libre, como Blue
Demon Jr., Schocker, Damian 666 o Perro Aguayo Jr. para conocer la trastienda,
con sus luces y sombras, de los guerreros enmascarados.

“Nos aproximamos a ellos con
sinceridad desde un primer momento, dejando claro que queríamos hacer un
retrato honesto. Las cosas malas no las íbamos a eliminar, aunque tampoco nos
centraríamos solo en lo malo”, explicó Markiewicz en una entrevista a Efe.

Golpes, lesiones, moratones, pero
también cariño de un público que no duda en ir en familia a ver el combate de
los “superhéroes” forman parte de un espectáculo cuya magnitud les
llevó a realizar el proyecto.

“Hay que vivirlo. En lugares
como el Arena México ves que es un espectáculo total, con luz, música,
combates, comida, bebida (…) y ves animar a familias enteras e incluso a las
abuelas vitorear a los protagonistas”, explicó Hammond, de ascendencia
mexicana.

“La lucha es una vía de
escape para los guerreros pero también para el público, un momento general de
desahogo”, añadió Markiewicz.

Sobre el grado de heridas
físicas, el documental muestra las constantes visitas al médico de los
luchadores, cuyo entrenamiento se basa especialmente en aprender a caer, a realizar
“llaves de lucha que son auténticas acrobacias”, añadió.

“Una de las cosas que yo
nunca me había planteado antes y que más me impresionó es la capacidad de
resiliencia de sus cuerpos”, apuntó Hammond.

Durante el rodaje, ocurrió la
desafortunada muerte de uno de los luchadores, Perro Aguayo Jr., lo que llevó a
los cineastas a reflexionar sobre cómo enfocar la tragedia.

“Habíamos rodado mucho con
él y pensamos que lo honesto era incluir ese metraje y explicar lo sucedido. También
como una forma de homenaje”, apuntó Markiewicz.

En el documental también se
explican las distintas formas de vivir de un luchador, desde los que jamás se
quitan la máscara en los combates para mantener una vida privada al margen, a
los que no quieren vivir de otra forma que como luchadores.

Igualmente se muestran los
distintos destinos de estos hombres al dejar la lucha. Muchos de ellos siguen
frente a las cámaras como comentaristas de programas de deportes y, cada vez
más, como actores de telenovelas, “el otro gran drama más popular de
México”, señaló Hammond.

Las familias sufren al lado de
los luchadores y viajan con ellos. Una labor en la sombra sin la que no podrían
competir.

“Aunque querrían otra forma
de vida para ellos, no hay presión para que elijan otro camino. Comprenden que
han recibido una especie de llamamiento para dedicarse a una tradición muy
arraigada en México”, señaló Hammond.

“Cuando un luchador se sube
al ring y se pone la máscara se convierte en un guerrillero azteca, en alguien
con poderes sobrenaturales y escapa así de todo”, añadió.

Markiewicz y Hammond, ambos
neoyorquinos, ya trabajaron juntos en el documental “Better Than
Something: Jay Reatard”.

“Lucha México” se
estrena el 15 de julio en EE.UU. y después, todavía sin fecha concreta, llegará
a México, donde será sometido a “un verdadero examen”, señalaron los
directores. 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.