COMPARTE

AFP

Antes de que afronte su gran desafío en el París Saint-Germain, el español Unai Emery, conocido por su meticulosidad, capacidad táctica y emocional, ha progresado etapa por etapa, hasta alcanzar el éxito logrando tres ediciones de la Europa League con el Sevilla de forma consecutiva.

No es el más conocido del ecosistema de los entrenadores, pero Emery se ha labrado un gran currículum a sus 44 años. Cuerpo delgado y nervioso, media melena negra peinada hacia atrás y verbo fácil en las ruedas de prensa, supo reinventar al equipo español cada año y hacerlo campeón en una competición tan complicada y llena de curvas inesperadas como la Europa League.

Este triple éxito internacional fue el que le colocó en la vitrina de los técnicos del momento. Ahora el París Saint-Germain se ha puesto en sus manos para que sea capaz de dar el salto definitivo en la Liga de Campeones, después de cuatro temporadas en las que fue eliminado en cuartos de final.

Pero no se puede reducir la trayectoria de Emery a su trienio mágico en la capital andaluza, con un equipo especializado en las competiciones de eliminatorias que siempre quedó entre el 5º y el 7º puesto en el campeonato español.

Hijo y nieto de futbolistas, como jugador vio su carrera de centrocampista lastrada por una grave lesión en la rodilla.

Tras una trayectoria sin grandes titulares, fue en el Lorca, club de segunda división B, en el que empezó a dar que hablar.

Pasó de jugador a entrenador de un día a otro y fue capaz de lograr el ascenso a segunda división en 2005, por primera vez en la historia del club. Consiguió mantenerlo en la categoría de plata y fichó por el Almería, con el que también logró el ascenso a Primera.

– Vídeos, intensidad y método –

El año siguiente fue el técnico revelación y consiguió la permanencia del modesto club. Un grande como el Valencia le hizo dar un nuevo salto.

En Mestalla finalizó en tres ocasiones en la tercera posición, en una época difícil en la que tuvo que lidiar con las marchas de sus mejores hombres; como David Silva, David Villa o Juan Mata.

A continuación llegó el único revés de su carrera, un viaje fallido a Rusia para dirigir al Spartak Moscú, del que fue despedido seis meses después de llegar.

El Sevilla y su director deportivo Monchi le recibieron con los brazos abiertos. Entonces llegó su consagración continental con la asombrosa seria de triunfos en la Europa League.

En el campo Emery es muy reconocible por su actividad frenética al borde del terreno de juego, algo que comparte con Diego Pablo Simeone. El espéctaculo no termina en el césped. En las ruedas de prensa encadena largos párrafos a una gran velocidad para diversión de los periodistas.

Con los jugadores es muy metódico e intenso y le gusta someterlos a largas sesiones de vídeo. ¿Será este método útil en el vestuario de estrellas millonarias del París SG?

El vasco deberá saber adaptarse a su nueva realidad y ganar para su causa a unos jugadores acostumbrados a tener más que voz y voto en el vestuario.

Precisamente para eso ha llegado. El presidente del París SG se ha cansado de las estrellas y apuesta por jugadores que “aporten más al equipo, que se coman la hierba, que se presten a morir por el club y por esta camiseta”, algo con lo que seguro que está de acuerdo Emery.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.