COMPARTE

EFE

La Unesco estudia la posibilidad
de que maravillas situadas en alta mar se incorporen a su lista del patrimonio
de la humanidad, a la que hasta ahora no tenían acceso por estar fuera de la
jurisdicción de algún Estado, indicó hoy la organización.

El informe “Patrimonio
mundial de alta mar: una idea que se abre camino”, presentado hoy por la
Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura
(Unesco), concluye que incluir estos lugares en el listado contribuiría a su
protección.

“Como en tierra firme, las
profundidades y las zonas más apartadas de los océanos albergan lugares únicos
que merecen un reconocimiento igual al concedido al Parque Nacional del Gran
Cañón en Estados Unidos o las islas Galápagos de Ecuador”, subrayó en el
documento la directora del Centro del Patrimonio Mundial de la Unesco, Mechtild
Rossler.

Para ilustrar los sitios que
entrarían dentro del paraguas de la lista, la organización señaló cinco, entre
ellos el Domo Térmico, situado cerca de Costa Rica, “un oasis oceánico que
sirve de hábitat y lugar de reproducción de numerosas especies
amenazadas”.

También figuran el Café de los
Tiburones blancos, “único lugar en el que se reúnen tiburones blancos en
todo el Pacífico Norte”, y el Atlantis Bank, “una isla fósil
sumergida en aguas subtropicales del océano Indico”.

Completan los ejemplos dos sitios
del Atlántico, el mar de los Sargazos, que “alberga un ecosistema en torno
a una concentración de algas flotantes”, y el Campo hidrotermal de la
Ciudad Perdida, “un lugar situado a 800 metros de
profundidad dominado por monolitos de carbonatos que pueden alcanzar 60 metros de
altura”.

Estos lugares están situados en
zonas marinas no protegidas contra amenazas tales como la contaminación, la
sobrepesca, el cambio climático o la navegación, alertó la Unesco.

En la actualidad, estas
maravillas no pueden beneficiarse del reconocimiento y la protección de la
Convención de la Unesco porque solo los Estados pueden proponer su inclusión en
la lista y su jurisdicción no alcanza a alta mar.

“Son zonas expuestas a
amenazas como la contaminación o la sobrepesca, por lo que es crucial movilizar
a la comunidad internacional para asegurar su conservación a largo plazo”,
comentó Dan Laffoley, asesor principal de Ciencias Marinas y Conservación de la
Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), coautora del
informe. 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.