COMPARTE

EFE

La Fundación Venezuela Awareness (VAF) denunció este martes que con la detención e imputación del periodista Braulio Jatar, tras haber informado de un “cacerolazo” contra el presidente Nicolás Maduro, se busca “silenciar definitivamente” a los comunicadores venezolanos.

En un artículo firmado por la abogada penalista Thelma Fernández y difundido por VAF, que tiene sede en EEUU, se califica de “ilegal” y “arbitraria” la detención de Braulio Jatar Alonso, director de la web de noticias Reporte Confidencial, y de “montaje” su posterior imputación por “legitimación de capitales”.

Fernández dice que el caso de Jatar prueba que cada vez se hace más alarmante la forma de proceder de un régimen criminal y despiadado, hasta “niveles que aterrarían al más valiente”.

Jatar fue detenido el sábado pasado un día después de que el presidente Maduro realizara un recorrido en la comunidad popular de Villa Rosa, en la oriental Isla de Margarita, en el estado Nueva Esparta.

Según la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), durante esa visita decenas de ciudadanos increparon a Maduro. El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús “Chúo” Torrealba, aseguró que Jatar habría sido detenido por difundir los videos en los que se ve al grupo de personas insultar, abuchear y golpear ollas en protesta por la presencia de Maduro.

El periodista fue detenido junto a una treintena de personas y todos fueron liberados durante el fin de semana menos él. Este lunes un tribunal le imputó el delito de legitimación de capitales, según la Organización No Gubernamental Foro Penal Venezolano.

Para la abogada Fernández, el caso de Jatar no fue una simple detención. “No sólo fue arbitraria por haber sido llevada a cabo sin orden judicial y sin que se estuviera cometiendo un delito flagrante, sino que durante largo tiempo se desconoció el paradero de este ciudadano”.

En cuanto a la imputación, según Fernández realizada una vez que “milagrosamente” se hallara un maletín con dinero en el automóvil de Jatar, la abogada considera “es tan burda” que “ni siquiera con una ‘siembra’ de dinero se puede sostener”.

La legitimación de capitales, lavado de dinero o blanqueo de capitales, es un delito “complejo” que “de ninguna manera se acredita con el simple ‘hallazgo’ de cierta cantidad de dinero”, subraya.

La abogada indicó que con el caso de Jatar una vez más se pone en evidencia que el régimen que impera y opera en Venezuela, usa tanto a organismos de seguridad del Estado como al Poder Judicial, como instrumentos para llevar a cabo la persecución y detención de aquellos ciudadanos a quienes les considera adversos, incluyendo a los periodistas.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.