COMPARTE

Beatriz Rojas / @rojas_beatriz

Con el racionamiento eléctrico por cuatro horas que ha establecido el ministerio de Energía Eléctrica, según el plan de administración que iniciará el próximo lunes en 19 estados del país -a excepción de la Gran Caracas, Vargas y Nueva Esparta- son pocas las opciones que les quedan a los ciudadanos para alumbrarse en horas de la noche.

Pareciera que no basta con el sufrimiento diario que tiene la población para conseguir alimentos y medicinas, ahora son obligados a pasar horas sin electricidad, por lo que habitantes de los sectores donde apliquen el racionamiento nocturno, tienen que alterar su ya menguado presupuesto, pues las velas y baterías tienen precios exorbitantes.

Los velones tienen precios que oscilan entre 600 y 850 bolívares. Las velas también están costosas y por lo general hay que rendirlas como se pueda porque no duran mucho. En el centro de la ciudad hay negocios donde se ofrecen dos velas por 200 y una por 150 bolívares, pero son bastante delgadas por lo que su duración es efímera.

Quien escoja alumbrarse con linternas tiene que ahorrar bastante, pues cada taco cuesta 2 mil bolívares, y como por lo general se deben usar dos, el monto sube a 4 mil bolívares, lo cual representa un gran gasto para las familias de escasos recursos.

El par de pilas triple A cuesta 850 bolívares y el de doble A, mil bolívares. Las recargables con el cargador son vendidas en 17 mil bolívares.

Con estos precios muchas personas se tendrán que levantar a ciegas durante la noche.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.