COMPARTE

AP

En una noche en que Stephen Curry y Klay Thompson no estuvieron particularmente productivos, los actores secundarios se destacaron para que los Warriors de Golden State vencieran el jueves 104-89 a los Cavaliers de Cleveland en el primer partido de la final de la NBA.

Draymond Green sumó 16 unidades, 11 rebotes y siete asistencias, mientras que Shaun Livingston impuso su mejor marca en postemporada con 20 tantos. Así, los campeones defensores se impusieron a LeBron James y los Cavs, en la reedición de la final del año pasado.

Ahora, los Warriors están a tres triunfos de coronarse bicampeones.

Curry y Thompson totalizaron apenas 20 puntos entre ambos, al atinar ocho de 27 disparos. Cada uno aportó un triple en las postrimerías del encuentro.

“Hemos hablado sobre nuestra profundidad en los últimos dos años. Dependemos de mucha gente. Jugamos con mucha gente y creemos que tenemos mucho talento en el banquillo que puede salir y anotar cuando lo necesitamos”, dijo el técnico de los Warriors, Steve Kerr. “Así que es un indicio genial, obviamente, que podamos ganar en las finales sin que esos dos hombres tengan grandes juegos, pero en realidad no nos sorprende. Éste ha sido nuestro equipo en los últimos años”.

Pero la actuación discreta de los “Splash Brothers” poco importó. Los reservistas de Golden State superaron por 45-10 a los de Cleveland.

En una serie con tantas estrellas por ambas partes, la del jueves fue una noche para Livingston y sus compañeros de la reserva Leandro Barbosa y Andre Iguodala. Barbosa regresó de una lesión menor en la espalda para encestar 5 de 5, 11 puntos, mientras que Iguodala, que fue elegido Jugador Más Valioso de las finales de 2015, sumó 12 puntos, siete rebotes, seis asistencias y una dura defensa a James.

“Creo que nuestros hombres hicieron un gran trabajo centrándose en esos hombres”, dijo el entrenador de los Cavaliers Tyronn Lue sobre los Splash Brothers. “Su banca jugó bien. De modo que tenemos que volver a la pizarra y tratar de determinar cómo sacar a esos hombres del juego”.

Fue un inicio fuerte para la serie, en un Oracle Arena abarrotado de entusiasmados seguidores vestidos con las camisetas amarillas de los Warriors.

James comenzó su sexta final seguida de la NBA con 23 puntos, 12 rebotes y nueve asistencias, pero Cleveland acertó un 38,1% desde la cancha. Kyrie Irving, que el año pasado se quedó fuera en el Juego 1 por una lesión de rodilla, anotó 26 puntos, 11 en tiros libres.

Kevin Love tuvo un debut impresionante con 17 puntos y 13 rebotes, tras perderse la serie final del año pasado por un hombro dislocado que requirió cirugía.

 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.