24 septiembre 2011

Caracol africano hace más daño a la flora que a la salud

La especie debe ser manipulada con guantes para su eliminación. (Foto Yorvis Weffer)

Daniel Pabón | dpabon@el-carabobeno.com

Tocar un caracol africano no es sinónimo de enfermarse, explicó el parasitólogo Renzo Nino Incani, investigador y profesor titular jubilado de la Universidad de Carabobo. Al poner en la balanza la presencia de esta especie exótica invasiva en la entidad, da más peso al riesgo agrícola y vegetal que a las consecuencias que pudiera tener sobre la salud humana, debido a que representa una plaga importante y enemiga de la biodiversidad.

Al experto le preocupa mucho de lo que se afirma por Internet y lo que repite comúnmente la gente sobre la especie. Infiere que probablemente hubiera una epidemia de algo si todo fuera real.

"La gente piensa que con sólo agarrar cualquier caracol africano ya se infecta. No. No se va a infectar, a menos que la persona toque la baba del caracol y se la meta en la boca". En cualquier caso es indispensable lavarse las manos después. "Que uno no pueda tocar un caracol porque de una vez se enferma, me parece una exageración".

Nino Incani no tiene información de que tocar un caracol pueda generar vómitos o diarreas. Esta posibilidad se dijo en el boletín de prensa del Ministerio del Ambiente que dio cuenta de que habitantes de Naguanagua y Valencia habían reportado la presencia del animal en áreas urbanas. ¿Qué sí puede pasar? El investigador refiere una certeza y un caso experimental.

La certeza: Se ha demostrado que el molusco está en capacidad de infectarse naturalmente de un gusano (helminto) que se transmite entre animales (zoonótico). El ser humano no está incluido en ese ciclo, pero pudiera convertirse en hospedador accidental de un parásito llamado angiostrongylus cantonensis, responsable de una enfermedad conocida como meningitis eosinofílica. Esta posibilidad ha afectado a personas en Brasil.

El caso experimental: En laboratorios, también en Brasil, han logrado comprobar que sí funciona infectar artificialmente a caracoles africanos con el parásito conocido como angiostrongylus costaricensis, transmisor de una enfermedad llamada angiostrongiliasis abdominal. "Si experimentalmente da, eventualmente puede que dé en la naturaleza".

Hace más de tres años, Nino Incani trató el caso de una señora de 60 años, residente del municipio Valencia, cuyo diagnóstico inicial fue una perforación intestinal. Los estudios permitieron descartar el cáncer y confirmar que en las arterias estaba el parásito angiostrongylus cantonensis. No hay evidencias de que lo haya adquirido a través de un caracol africano, pues no consiguieron ningún ejemplar en su residencia. "Es probable que lo pueda haber adquirido por un caracol terrestre que dejó su baba en alguna fruta o vegetal que no se lavó bien, o por alguna babosa o sietecueros", infirió el médico. El caso quedó registrado en artículos científicos.

El caracol africano es una especie exótica invasiva introducida en Venezuela hace 18 años. Nino Incani aseguró que en 37 años de consulta de parasitología en la UC, no ha recibido pacientes con enfermedad causada por contacto físico con algún ejemplar. "En Venezuela, aparte del caso que nosotros describimos, están descritos dos o tres casos adicionales y dos en Caracas que nunca se publicaron. Debe haber más".

El especialista aseguró que este molusco terrestre puede contener pero no transmitir la bilharzia al ser humano. Lo aclaró en referencia a un estudio hecho en Aragua que pudiera haber sido mal interpretado por algunos organismos científicos. "El trabajo no dice que el caracol es agente transmisor. Esos huevos de esos parásitos no infectan, no tienen oportunidad de continuar el ciclo evolutivo".

La bilharzia es el principal sujeto de investigación del médico, aunque los caracoles no le son ajenos como objetos de estudio. Por eso se permite reiterar recomendaciones básicas: "Sí hay que tener cuidados, como lavarse bien las manos después de tocar uno o, para más seguridad, colocarse guantes". Eliminarlos con el método conocido y luego enterrarlos o incinerarlos es lo más viable, pues no debería estar en ninguna parte.

Funcionarios de Corposalud serán capacitados

En Aragua iniciaron las reuniones entre la Dirección Nacional de Control de Vectores, Reservorios y Fauna Nociva, el Departamento de Malacología y representantes de Corposalud a fin de trazar las estrategias a seguir en torno de la recolección y eliminación del caracol africano.

Mayely Hernández, directora nacional de Control de Vectores, Reservorios y Fauna Nociva adscrito al Ministerio de la Salud, señaló que durante este viernes se reunieron representantes de los organismos y el epidemiólogo adscrito a Corposalud, Ernesto Flores, y acordaron iniciar una jornada de capacitación a los funcionarios de esta dependencia para formarlos en cuanto a la manipulación y eliminación del molusco. "Estos a su vez, deben capacitar a los consejos comunales", expresó Hernández.

La funcionaria aseguró que continúan las pruebas aplicadas a muestras de caracoles en la entidad, tendentes a determinar si están infestados. Reiteró que de Carabobo aún este viernes no habían llegado muestras.

Este lunes se reunirán nuevamente con Corposalud, representantes del Minamb y del Instituto Nacional de Salud Agrícola Integral (Inicia), para afinar detalles. (MAA)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.