(Foto @Almagro_OEA2015)
COMPARTE

EFE

El FAD, principal coalición opositora de Nicaragua y que no compitió en los comicios del pasado domingo, anunció este martes que el 1 de diciembre, cuando estará en el país el titular de la OEA, Luis Almagro, marchará contra la farsa electoral en la que fue reelegido el presidente Daniel Ortega.

“Ya la gente está trabajando. Quiero que quede claro que será una movilización de todos los sectores sociales y políticos que hemos dicho no a la farsa electoral”, dijo la exaspirante a la Vicepresidencia del Frente Amplio Democrático (FAD) Violeta Granera, en rueda de prensa.

La marcha se realizará el 1 de diciembre, cuando está prevista la visita a Nicaragua del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

Granera evitó brindar más detalles sobre “la movilización”, por temor a que el Gobierno “la reprima”, sin embargo adelantó que será una “guerrilla cívica” la que saldrá el 1 de diciembre.

El Gobierno de Ortega invitó a Almagro a entrevistarse con las autoridades nacionales y representantes de las diferentes organizaciones políticas, así como todos los sectores y expresiones de la sociedad nicaragüense y del sector privado.

La visita de Almagro se dará en el marco del inicio de un proceso de diálogo entre la OEA y el Gobierno de Managua sobre los comicios, que han sido criticados desde distintos sectores por su falta de transparencia y por la exclusión del principal grupo de la oposición.

El organismo hemisférico ha dicho que entregó al Gobierno de Nicaragua un informe valorativo de Almagro sobre el proceso electoral, un documento que no se ha hecho público ni reseñado su contenido.

El principal bloque opositor nicaragüense para estas elecciones era la Coalición Nacional por la Democracia, que tras fallos de los poderes Electoral y Judicial que devinieron en su anulación, se dividió en el FAD y en el movimiento Ciudadanos por la Libertad.

El dirigente opositor Eliseo Núñez, uno de los diputados que fue destituido en agosto pasado, espera que la “farsa electoral” del domingo pasado, en la que a su juicio la abstención fue la ganadora, sea una “campanada de alerta” para derrotar al presidente Ortega y a su esposa, Rosario Murillo, la vicepresidenta electa.

“La evidencia es clara, de que la gente no fue a votar y que el Consejo Supremo Electoral (CSE) está mintiendo y ahora oculta los datos producto de una negociación”, señaló Núñez.

Los líderes del FAD reafirmaron que no reconocerán los resultados de esta “farsa electoral y fraude constitucional”.

Exigieron también la celebración de elecciones libres y transparentes, porque las de este domingo “son ilegales”.

Con el 99,8 % de las mesas electorales escrutadas, Ortega ha conseguido 1.803.944 votos, equivalentes al 72,5 %, frente al 15 % (373.230) de su principal rival, el exguerrillero de la “Contra” Maximino Rodríguez, de la opositora alianza Partido Liberal Constitucionalista (PLC), según los últimos datos oficiales del escrutinio.

El CSE ubicó la abstención en 31,8 % con base en un padrón de 3,8 millones de votantes, el número máximo estimado que iba a participar en los comicios.

Sin embargo, con base en el padrón de personas habilitadas para votar, de 4,3 millones de nicaragüenses, que excluye a los electores pasivos, ausentes o muertos, la abstención se ubicó en el 42,8 %, según datos del CSE.

Movimientos opositores han asegurado que el nivel de abstención en las elecciones generales de este domingo realmente superó el 70 %.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.