(Foto EFE)
COMPARTE

La expresidenta argentina Cristina Fernández acusó este miércoles al juez federal Claudio Bonadio, quien la procesó en una causa por presuntas irregularidades en operaciones del Banco Central, de tener una “enfermiza animosidad” contra ella.

En un escrito publicado en su perfil de Facebook, la exmandataria, quien gobernó Argentina entre 2007 y 2015, cuestionó al magistrado por obligarla a presentarse en los tribunales en una fecha en la que ella no puede comparecer.

Bonadio tiene a su cargo una causa que investiga presuntas irregularidades en la emisión de contratos de futuros de dólar en la recta final del mandato de Fernández, que supuestamente derivaron en pérdidas millonarias para el Estado.

El juez ordenó que Fernández se presente en los tribunales de Buenos Aires el próximo viernes para realizar dos trámites judiciales administrativos, el registro de huellas dactilares y la realización de un informe socio-ambiental.

La ex jefa de Estado alegó que le resulta imposible viajar desde Río Gallegos (2.500 kilómetros al sur de Buenos Aires), donde reside, para estar en la capital este viernes.

Por ello, la defensa de Fernández pidió que los trámites administrativos se realicen en un tribunal en Río Gallegos, algo que, según la exmandataria, le permite la ley.

“Sin embargo, conociendo el paño (en referencia a Bonadio) y para evitar un conflicto, le dije al abogado que en caso de que se desconociera lo que la ley establece, solicitara nueva audiencia en Buenos Aires a partir del 1 de diciembre para realizar los simples trámites administrativo”, contó Fernández.

Recalcó que es pedido implica cumplir con los trámites “solo 72 horas hábiles después de la fecha fijada originalmente”.

“Y una vez más se produjo lo que viene siendo una constante por parte de Bonadio: una enfermiza animosidad contra mi persona y que se traduce en una ya inocultable violencia institucional”, afirmó Fernández.

Aseguró que el magistrado le ha prohibido tener tarjetas de crédito y ordenó procedimientos para allanar la casa de Fernández y la de su hija, Florencia, que la exmandataria cuestionó.

También lo criticó por haberle hecho viajar desde Río Gallegos a Buenos Aires solo para firmar el acta de notificación de su procesamiento en la causa que lleva adelante el magistrado.

Fernández tachó al juez de ser un “mascarón de proa de un poder del Estado que hoy es motivo de disputas obscenas y mafiosas entre distintos sectores del gobierno, que se quieren disfrazar de transparencia e independencia”.

La causa contra Fernández y otros altos cargos de su Gobierno se abrió a raíz de una denuncia realizada en octubre de 2015 por diputados del actual frente gobernante Cambiemos, en aquel momento miembros de la oposición.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.