27 julio 2012

Julio César León: el primer venezolano en participar en JJOO

"yo no tenía dinero pero sí los sueños de un niño". (Foto panorama.com)

"Yo fui solo, ahora son 69", expresó con emoción Julio César León, el primer representante de Venezuela en los Juegos Olímpicos, cuando en 1948 se inscribió en la nómina de ciclistas mundiales para dejar en alto el tricolor nacional, asi lo reseñó la Agencia Venezolana de Noticias.

Con mucho esfuerzo y sacrificio, el trujillano se convirtió en uno de los corredores más talentosos de su época y, hoy a sus 88 años recuerda con orgullo el momento en que tuvo su primera bicicleta y se apasionó por el deporte.

"Me vine a la ciudad para estudiar y hacer deporte. Aquí tuve la oportunidad de conocer muchas personas que me ayudaron y, gracias a una de ellas pude tener mi primera bicicleta, comencé a practicar y me fui enamorando del ciclismo".

León resultó campeón en 1940, 1941 y 1942, "fue entonces cuando decidí probar más allá de las fronteras de Venezuela".

En esa sed por crecer e incrementar su nivel competitivo, Julio César se fue por sus propios medios a Londres, "yo no tenía dinero pero sí los sueños de un niño. En ese tiempo no estaba organizado el ciclismo como lo está actualmente y tuve que pasar muchas cosas para poder lograrlo".

El atleta fue menospreciado por las autoridades de la Federación Venezolana de Ciclismo en ese momento y, pese a los comentarios denigrantes se embarcó en un avión que le facilitó la Embajada británica en Caracas para partir rumbo a su sueño.

"A mí me decían que iba a hacer el ridículo, que no fuera, pero yo me empeñé y junto con mi señora y mi entrenador me fui en la parte donde guardaban las ametralladoras, porque ése era un avión militar, de los tiempos de la toma a Normandía".

Con 23 años, una bicicleta y un corazón apasionado por el pedaleo, el trujillano llegó a Inglaterra a pedir una bandera prestada porque no traía una consigo.

"En la Embajada me dijeron que no podían ayudarme y me mandaron al consulado pero no tenía tiempo para eso. Tomé el subterráneo con mi señora y llegamos a la última estación, caminamos por varias tiendas y encontramos una donde vendían telas, compramos un metro de color amarillo, uno de azul y otro de rojo para hacer la bandera nosotros mismos y las estrellas del pabellón nacional fueron hechas con papel".

El día llegó, el pitazo anunció la salida de los pedalistas y la carrera por esa medalla olímpica arrancó en la vida Julio César y, aunque su desempeño fue muy bueno, a sólo cinco metros de llegar a la meta se le escapó casi de las manos la presea de bronce, mas su legado de esfuerzo y constancia perdurará en la historia del deporte venezolano.

Ahora, luego de 64 años, la delegación criolla vive un momento histórico y hoy día "se tienen unas comodidades que yo no tuve, pero estoy muy emocionado y aunque ya no puedo competir ni ser abanderado, sí tengo el corazón para seguir sintiendo lo que sentí cuando fui por primera vez a representar a mi país yo solo".

La pasión por los caballos de hierro no ha menguado en la vida de este ciclista: "Cada vez que voy a un parque y miro a esos pequeños jugar, veo el fondo de sus ojos y recuerdo mi esencia cuando tenía esa edad, aún tengo la visión y el deseo de hacer algo por la patria".

"Hoy a mis 88 años aún tengo la gloria y la dicha de poder ver, gozar de mucha salud y sobre todo mantener el deseo de que la mayor cantidad de atletas puedan estar en los Juegos Olímpicos", aseveró León, quien ahora comparte su historia con la generación de relevo que "tiene esperanza de seguir dándole medallas al país".




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.