Producida por la hipófisis, la hormona es determinante para la estatura y apariencia física de las personas, desde la infancia
COMPARTE

Mantener en equilibrio el sistema hormonal es vital para el buen funcionamiento del organismo, e incluso es determinante para la estatura y apariencia física de las personas, desde la infancia. En el caso de la hormona del crecimiento la necesidad de un perfecto balance es evidente, ya que su déficit o exceso puede marcar una gran diferencia en cuanto al desarrollo y tamaño de cada quien.

La endocrino pediatra, Joalice Villalobos, explicó que el déficit de hormona de crecimiento puede ser consecuencia de alteraciones anatómicas, tumores en el área del hipotálamo-hipófisis,  antecedentes de radiaciones en el encéfalo o mutaciones genéticas en las vías de secreción de dicha sustancia. También puede tratarse de un caso idiopático, cuando no se identifique ninguna de las causas antes mencionadas.

El diagnóstico se realiza midiendo los niveles de hormona de crecimiento y de otra hormona llamada IGF1. Posteriormente, una vez comprobado el desbalance, se procede a realizar una resonancia magnética de silla turca, en la cual se aloja la glándula hipófisis, y de esta manera demostrar la lesión tumoral. Cuando este efecto se produce en el adulto se conoce como acromegalia.En el otro extremo se presenta el gigantismo: Una condición motivada al exceso en la secreción de la hormona de crecimiento en los niños, la cual se presenta antes de que se cierren los núcleos de crecimiento. En la mayoría de los casos, es causada por un tumor secretor de la hormona de crecimiento en la glándula de hipófisis.

“El gigantismo es una condición infrecuente; sin embargo cuando se presenta es generalmente en la edad escolar y en la adolescencia. La característica principal es el exceso de crecimiento, lo que condiciona que la estatura se encuentra por encima de lo normal al relacionarlo con la edad y sexo, también podemos observar manos y pies largos y gruesos, prominencia frontal y mandibular, retardo en el desarrollo, secreción de leche en mamas, debilidad y visión doble”, detalló la endocrino.

La secreción excesiva de hormona de crecimiento condiciona el hipercrecimiento de la estatura y de los órganos internos como el corazón e hígado, lo que se conoce como cardiomegalia y visceromegalia, respectivamente. Al ser una hormona contrareguladora también es capaz de causar hiperglicemia.

¿Qué hacer?

En los casos de déficit de hormona del crecimiento, el tratamiento se deberá iniciar al realizar el diagnóstico, pues mientras más temprano se comience más probabilidad existe de que el paciente alcance una estatura adulta normal. “Los mejores resultados en talla final se obtienen en terapias con más de 5 años de duración. Éste finaliza a los 14 años de edad ósea en las niñas y a los 16 años de edad ósea en los niños. Cuando el déficit es severo y los niveles son insuficientes para la edad adulta, se debe continuar el tratamiento a bajas dosis”, explicó la especialista.

Para los pacientes con gigantismo, la especialista señaló que: “El tratamiento de elección es la cirugía transesfenoidal, y cuando ésta no es posible o no es totalmente definitiva, se utilizan medicamentos que inhiben la secreción de hormona de crecimiento o bloquean su acción. La radioterapia también se ha utilizado para normalizar los niveles de la hormona del crecimiento, sin embargo casi siempre condiciona bajos niveles de otras hormonas hipofisarias”, acotó.

A algunos padres, en especial si son primerizos, les resulta difícil notar anomalías en el proceso de crecimiento del niño durante los primeros meses de vida. Es por ello que la doctora Villalobos destacó la importancia del chequeo pediátrico, ya que estos especialistas están capacitados para hacer una revisión completa de la salud de los pequeños y detectar condiciones que puedan ser causadas por alguna falla hormonal, en cuyo caso deberá remitir a un endocrinólogo pediatra.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.