La vacuna neumocócica, una de las estrategias para prevenir la neumonía
COMPARTE

 

Aunque a escala mundial, las muertes infantiles por neumonía han descendido de 1, 7 millones a un estimado de 920 mil, se mantiene como una causa principal de muerte infantil, sobre todo en niños vulnerables de comunidades pobres y rurales.

Desde 2009, el Día Mundial de la Neumonía se celebra el 12 de noviembre con el objetivo de crear conciencia sobre esta patología, principal causa de muerte infecciosa en el mundo en niños menores de 5 años. Con esta iniciativa se busca promover la generación de soluciones que permitan proteger, prevenir y tratar la neumonía, así como la búsqueda de recursos adicionales para su atención.

El Dr. Alex Smith, neumólogo de la Clínica Santa Sofía, explica que “la neumonía es una enfermedad respiratoria común contraída por los niños de todo el mundo. Y subraya la necesidad de mejorar el acceso equitativo al diagnóstico, tratamiento y la atención médica de calidad”.

El Dr. Smith recuerda que la neumonía es fácilmente prevenible y tratable por medio de vacunas y otros esfuerzos preventivos. Por lo que la campaña mundial hace énfasis en que todos los niños, independientemente de su lugar de nacimiento, tengan acceso a las medicinas que salvan vidas. Para lograrlo, el panorama actual exige de la participación de todos para generar el impulso necesario que mantenga la lucha contra la neumonía.

La campaña global del 2016 resalta que, al trabajar activamente en la prevención y tratamiento de la neumonía, colaboramos también con el cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible N°3, el cual busca asegurar una vida sana y promover el bienestar de todos, sin importar la edad. Particularmente el objetivo 3,2 plantea acabar con las muertes prevenibles de los recién nacidos y niños menores de 5 años de edad para el año 2030.

En la nota de prensa, se detalla que como parte de un enfoque integral para la supervivencia infantil muchas de las intervenciones dirigidas a la neumonía también ayudan a controlar otras enfermedades de la infancia, como la diarrea. Para lograrlo, destaca que hay que seguir apoyando intervenciones asequibles y eficaces como las vacunas, el uso correcto de los antibióticos, el lavado de manos y la lactancia materna, los cuales han demostrado un historial de impactos inmediatos y notables en la mejora en la salud del niño.

“La vacuna neumocócica es uno de los abordajes más efectivos en la prevención y reducción de la Neumonía. Además hay que incluir la implementación de mejoras en la calidad del agua que utilizamos y consumimos, el saneamiento e higiene de nuestros ambientes y la reducción de la contaminación del aire que respiramos”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.