(Foto archivo)
COMPARTE

Los detractores de Donald Trump no se rinden y dejan muy claro que no le quieren como presidente de los Estados Unidos. El nuevo susto del magnate tuvo lugar ayer en un evento de su campaña que el candidato republicano estaba ofreciendo en Reno, Nevada.

Todo parecía en orden hasta que en medio de su acalorado discurso se escuchó un grito que decía: “¡una pistola!”. El caos se apoderó de la sala y los agentes del sevicio secreto se llevaron a Trump casi en volandas. La persona que dijo tal cosa estaba teniendo una agitada discusión con otro asistente que portaba un cartel que decía “Republicanos contra Trump”. En realidad todo fue puro teatro para generar polémica. Aun así, los agentes de policía se llevaron al supuesto atacante y lo arrestaron como si fuera un delincuente.

Durante el registro se confirmó que no hubo arma alguna, lo que supuso el regreso de Trump a la sala. Con un “nadie dijo que iba a ser fácil” volvió a ser aclamado por sus seguidores más fervientes. Horas más tarde, Asutyn Crites, el supuesto malo de la película, fue puesto en libertad. “Vine con esta pancarta esperando abucheos pero es sólo una pancarta”, dijo a la cadena CBS.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.