(Foto AFP)
COMPARTE

El Gobierno venezolano pidió a la oposición en la mesa de diálogo que cese lo que consideraron como ataques de orden político, económico y social, según un documento que presentaron en esas conversaciones y que fue difundido este sábado.

En el escrito, el Gobierno del presidente Nicolás Maduro saluda la instalación de esta mesa de negociaciones, que comenzó a operar formalmente en Caracas desde el 30 de octubre con mediación del Vaticano y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) pues, afirma, obliga a las partes a reconocerse entre sí.

“El Presidente Nicolás Maduro ha propuesto la construcción de un amplio consenso con todo el pueblo de Venezuela para la edificación y consolidación de un tiempo de prosperidad económica, de felicidad social y de plena soberanía”, reza el texto.

En esta línea, exigen a la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) -que participa en el diálogo- que cese “la campaña de odio, la violencia política y criminal con fines políticos”, así como “la agresión contra nuestra economía”, y subraya que los opositores “no lograrán acorralar” al Gobierno.

El oficialismo exige en primer lugar un “cese al intervencionismo y respeto a la soberanía nacional” y, en razón de ello, piden a la MUD “desistir de las pretensiones intervencionistas en menoscabo de la soberanía nacional en conjunción con centros imperiales de poder”, así como respetar la “institucionalidad constitucional”.

“Cese al odio y a la violencia psicológica, racial, política y criminal y a las campañas de odio entre compatriotas venezolanos”, un punto, según se explica en el texto, que implica un compromiso de ambas partes a promover la paz “como objetivo principal” del diálogo y el cese “a cualquier forma de violencia para obtener beneficios políticos desestabilizadores y antidemocráticos”.

El Gobierno plantea también el “cese a la guerra económica y del bloqueo económico, financiero y comercial contra Venezuela”, una tesis que ha sostenido el chavismo durante los últimos años para culpar a la oposición y a los empresarios por la grave crisis económica que atraviesa el país caribeño.

Por último, pide el “cese de las falsarias y campañas de desprestigio contra Venezuela”, punto con el que acusa a la oposición de ejecutar acciones que “atentan contra la integridad, la independencia y la soberanía de Venezuela, mal colocando el gentilicio, la identidad venezolana y la integridad de nuestro país”.

La MUD, por su parte, ha solicitado que de estas conversaciones surja “una solución electoral” en el corto plazo que podría tratarse, según dicen, de adelantar las elecciones presidenciales previstas para 2018 o la reactivación del proceso para un referendo revocatorio presidencial, ya suspendido por el poder electoral.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.