Aumentar la formación de recursos humanos, repotenciar y renovar los equipos tecnológicos, advierten en XVII Congreso Venezolano de Oncología
COMPARTE

El tratamiento y curación de las personas afectadas por enfermedades oncológicas se encuentra seriamente comprometido, con riesgo de sus vidas, debido a la crisis del sector salud que se refleja en graves deficiencias como el funcionamiento de pocos centros especializados, escasez de personal médico, equipos tecnológicos paralizados o falta de los mismos, carencia de insumos y fuertes limitaciones en el acceso a medicamentos.

Es la conclusión que se desprende de las ponencias presentadas por los doctores Gerardo Hernàndez (Situación Actual de la Oncología en Venezuela”) y Eduardo Undreiner (“Crash en Oncología o Nos Encomendamos a la Buena de Dios”),  en el XVII Congreso Venezolano de Oncologìa que se realiza en Valencia.

El importante cónclave gremial es organizado por la Sociedad Venezolana de Oncología con el apoyo de la Fundación de Lucha Contra el Cáncer de Mama (Funcamama).

Como muestra de la situación crítica que vive la oncología en nuestro país, el doctor Hernández señaló que “instituciones emblemáticas, como el Hospital Vargas o el Padre Machado que, hasta hace diez años, eran vanguardia en la especialidad, actualmente han retrocedido a niveles alarmantes”.

Explicó que los pocos hospitales oncológicos que existen en el país no cuentan con servicios operativos. “El padre Machado solo dispone de un tomógrafo.   Hace tiempo le instalaron un mamógrafo traído de Rusia, que se desactivó al hacer la primera placa y hasta el día de hoy no se ha podido reparar porque nadie entiende la tecnología rusa. El Hospital Vargas, que llegó a ser uno de los mejores del país, se ha venido a menos, tiene un radioterapeuta pero no cuenta con aparato de radioterapia. El Hospital Luis Razetti está sobrecargado, más allá de su capacidad, porque acude gran cantidad de pacientes de todas las regiones del país. En el Hospital Carabobo, de Valencia, relativamente hay buena cobertura oncológica pero, desde hace 14 años, no funciona el servicio de imagenología ni el mamógrafo”.

 

En el resto del país las deficiencias son iguales o peores, a lo cual se le agrega el déficit de insumos y la inseguridad 

El doctor Eduardo Undreiner refirió que el Sistema de Salud Pública no cuenta con un programa de prevención oncológica ni de Medicina Nuclear, cruciales para el diagnóstico y tratamiento de la patología.

“A pesar de todas las deficiencias, los médicos y enfermeras se las ingenian para tratar de atender, lo mejor posible, una demanda de pacientes que excede sus posibilidades, por eso decimos que no queda sino encomendarnos a la buena de Dios”, concluyó.

Para mejorar la atención oncológica en el país recomendaron aumentar la formación de recursos humanos, repotenciar y renovar los equipos tecnológicos, mejorar los servicios en los centros asistenciales, implementar programas preventivos e invertir en investigación y educación.

 

Mejoran cuidados paliativos

El Doctor Luis Capote Negrin disertó sobre el tema “Epidemiología del Cáncer en Venezuela”, comenzando por indicar que “como en la mayor parte del mundo, las Neoplasias Malignas constituyen una de las más frecuentes causas de Morbilidad y Mortalidad en nuestro país”. A la interrogante de si aumentó el cáncer en Venezuela, respondió que en términos generales sí, pero que al discriminar (por tipos de patología, edad, sexo, etc.), el panorama es más alentador. Precisó que aumentó la incidencia (número de casos nuevos que surgen en un área geográfica y periodo de tiempo determinado) pero no la mortalidad (tasa de muertes producidas en una población durante un tiempo dado).

Detalló que “en los hombres aumentaron los casos de próstata y colon, mientras que en las mujeres se incrementaron los de mama y pulmón. En cáncer de ovarios, la mortalidad está estancada y la incidencia aumenta”.

En cuanto a los avances en tratamiento y curación, informó que los más favorables son en mamas y cuello uterino. Destacó que los cuidados paliativos han mejorado mucho, sobre todo en el control y alivio del dolor.

Mientras que en el foro “Experiencias de sobrevivientes de cáncer”, estuvieron en el panel, ofreciendo su testimonio, Amelia Ballestas (Sra. Funcamama 2016) y María Alejandra Díaz (candidata de Sra. Funcamama 2016), ambas Mujeres Victoriosas y embajadoras voluntarias de la fundación.

Prensa Funcamama

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.