27 abril 2012

Sader visitó la CHET sin propuestas para solucionar crisis hospitalaria

 AXIA CARVALLO

Mientras los pacientes hospitalizados en la Ciudad Hospitalaria "Dr. Enrique Tejera" (CHET) cumplieron cuatro días sin recibir comida por deudas con cooperativas que llevan los alimentos, la ministra de Salud, Eugenia Sader, visitó el centro de salud para ofrecer un discurso que evadió la crisis del centro de salud.

El motivo de la visita fue la inauguración de la Misión Sonrisa. Aunque la actividad pretendía transmitirse en vivo por medios oficiales, no fue posible debido a la coincidencia con otros programas, sin embargo la ministra pidió que se continuara como si estuviesen al aire, así como tomar imágenes ya grabadas del nuevo servicio, para no perder tiempo.

Para el evento hubo un despliegue de efectivos del Destacamento Urbano de Seguridad (Desur) de la Guardia Nacional, restringieron el paso en los espacios que rodeaban a la ministra. Luego de tres horas de retraso, inició el acto inaugural al que asistieron los viceministros José España y Oswaldo Velásquez; los diputados Angel Avila, Henry Ventura y María Carrasco; la ministra de la Mujer, Nancy Pérez; el alcalde de Valencia, Edgardo Parra; y el coordinador de Barrio Adentro, Angel Galíndez.

Sin respuestas concretas

Sader dio la palabra a un beneficiario de la misión para que relatara su experiencia de recibir atención a través de este programa social. Esto generó descontento entre los familiares de los pacientes internados en la CHET, debido a que no fueron consultados sobre la falta de insumos en el hospital.

La visita de la ministra de Salud a la Ciudad Hospitalaria significaba para sus usuarios, una oportunidad para que recorriera la realidad que viven entre el deterioro de la infraestructura, el colapso por la demanda de pacientes y las fallas en aires acondicionados, ascensores y servicio en general. Esperaban obtener respuestas, pero Sader no abandonó el perímetro del acto.

La ministra aseguró que el Gobierno de Carabobo le niega los “recursos a este hospital, por eso nosotros como Gobierno Nacional lo asumimos. Ellos tienen los recursos y no los invierten ni aquí ni en el resto de sus hospitales para colapsar este centro asistencial”.

Elibeth Araujo ha gastado unos 22 mil bolívares en los 51 días que lleva su bebé internado. “He cancelado por inyectadoras, remedios y hasta exámenes médicos, ya que no los hacen en el laboratorio de aquí, pero ya no tengo más dinero. ¿De eso nadie dice nada?”, se quejó.

“Estamos evaluando la situación” fue la repetida respuesta de la ministra Sader a preguntas como ¿qué pasa con los pacientes que no tienen alimento por falta de insumos? ¿Se asignará un presupuesto ordinario a la CHET? ¿Está informada de las deficiencias que padece el centro?

Varias madres de los neonatos infectados por la bacteria Serratia marcescens en el área de neonatología se quedaron a la espera de soluciones.

Dotación del Oncológico

La ministra indicó que los equipos para dotar al Oncológico Miguel Pérez Carreño no han sido trasladados porque las áreas de rehabilitación no han sido culminadas y eso le compete al Gobierno de Carabobo. Señaló que el servicio de la red hospitalaria del Instituto Carabobeño para la Salud (Insalud) no sirve. 

Nuevo centro asistencial

Sader anunció un nuevo centro asistencial en La Isabelica que podrá abrir sus puertas en 15 días aproximadamente. Ese mismo proyecto se pretende implantar en Naguanagua y Guacara.

Directiva de la CHET

El viceministro de Salud y director de la nueva junta interventora de la CHET, José España, declaró que antes de emitir comentarios por el cargo recién obtenido por Gaceta, se reuniría con los jefes de los diferentes departamentos del hospital para conocer detalles y escuchar propuestas.

Guardia Nacional desalojó a equipos periodísticos

El trabajo reporteril de un grupo de periodistas para cubrir la visita a la CHET de la ministra de Salud, Eugenia Sader, fue entorpecido por la actitud hostil y las agresiones de efectivos del Destacamento de Seguridad Urbana (Desur) de la Guardia Nacional, quienes por órdenes del coronel Douglas González Casamayor desalojaron a los comunicadores. Al momento de cubrir el evento, uno de los uniformados pidió la acreditación de los reporteros gráficos de varios medios de comunicación que consideraban como no oficiales. Luego de mostrar los respectivos carnés, el mismo efectivo inició una discusión que agredía verbalmente a los comunicadores, por lo que éstos exigieron respeto. El nombre del efectivo no se podía identificar, pues el chaleco antibalas lo cubría. El coronel Casamayor fue informado de la situación por uno de sus subordinados, por lo que en pocos minutos apareció para exigir que al reportero gráfico Jacinto Olivares, lo acompañara a las instalaciones de la CHET y le entregase su cámara, acto al que se negó por desconocer el destino al que se le llevaría. Oliveros, José Gregorio Jaén y Mauricio Centeno, reportero gráfico de El Carabobeño fueron desalojados de la CHET por orden del coronel Casamayor, luego de haberlos insultado y amenazado de golpes. Por último intentaron realizar unas gráficas desde afuera, para cubrir la llegada de la ministra, pero los efectivos impidieron el trabajo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.