30 mayo 2013

Buscan al ex concubino de una de las víctimas:Mataron a puñaladas a tres hermanas en su residencia en Guaicoco Petare

 Felícita Blanco

Los cadáveres apuñalados de tres hermanas fueron localizados en su residencia, y las autoridades buscan al ex concubino de la mayor de ellas, quien habría cometido el triple crimen porque se separó de él debido a sus maltratos. 

Deisy Margarita Sosa Olivares (27), Yeniska Trinidad Olivares (18) y Yeika Andreína Olivares (17), presentaron múltiples heridas ocasionadas con un cuchillo carnicero que estaba en la residencia, donde también funcionaba una pequeña bodega, en la calle Los Cedros, sector Las Minas de Guaicoco, Petare. 

A las 11 de la noche del martes, una vecina llamó a Ingrid Vaamonde, para avisarle que algo había ocurrido en la casa de sus sobrinas, porque Miguel Artiles Bermúdez (55), ex concubino de Deisy, dejó a la niña de 2 años en casa de un vecino y se fue. Estaba nerviosa y llorando. 

La niña estaba desnuda, envuelta en una manta. 

Vaamonde y su esposo Adolfo José Rivero acudieron inmediatamente. La puerta estaba cerrada, las luces apagadas y como nadie respondió a sus gritos Adolfo se metió por una ventana. Alumbrando con el celular encontró en  el piso el cuerpo de una de las muchachas. 

“Había sangre, se veía que estaba muerta, salí corriendo y avisé a la Guardia Nacional” dijo Rivero. 

Deisy estaba en la sala comedor, Yeniska en el pasillo y Yeika, quien tenía cuatro meses de embarazo, en la ducha. 

Deisy era maestra de preescolar en una escuela en Guaicoco por las tardes y en la mañana atendía la bodega. En su tiempo libre  ayudaba a sus hermanas, que estudiaban en la Técnica de La Urbina. Yeniska estudiaba laboratorio y Yeika, educación física. 

Las autoridades buscan a Miguel Artiles Bermúdez, dominicano, de 55 años, chofer de camión de Polar. 

La pareja convivió durante 8 años, tuvieron una  niña, pero hace cinco meses ella decidió separarse porque la maltrataba y hace dos meses lo denunció en la oficina de Atención a la Víctima. 

El hombre insistía últimamente en vender la casa para repartir el dinero. Artiles se comportaba muy formal delante de los familiares de Deisy. Una de las hermanas dijo ayer: “Tiene doble personalidad”. 

Nunca tuvieron quejas de él, no lo vieron bebiendo ni en actitud extraña. Pero Deisy había comentado a su tía que en una ocasión la empujó y otro día le dio una cachetada. 

El vivía en la misma casa, aunque Deisy no le dirigía la palabra. 

Artiles tiene dos hijos de su primer matrimonio, su madre vive en los Estados Unidos y sus hermanos en República Dominicana.

Un subgerente bancario

 El cadáver del subgerente bancario, Joel Trejo (35), fue hallado con un disparo en la cabeza, dentro de su vehículo, en la calle Las Mercedes, El Paraíso. 

Trejo laboraba en la agencia del Banco Exterior de Boleíta, vivía en la UD-3, Caricuao, con su esposa y tres hijos. El martes salió a trabajar a las 6:00 am. Como la esposa estudia Contaduría por las noches en el CUAM, el suegro recogía a los niños en el colegio, se los llevaba a su casa en Pinto Salinas y Trejo los buscaba. 

Esa tarde no fue. El suegro  avisó a la esposa, ella marcó el número de Trejo y le atendió un sujeto en forma grosera y sospechosa diciendole  que algo grave había ocurrido. 

La empresa de seguro satelital ubicó el vehículo Chevrolet Aveo, placa AD8660G, y los familiares se trasladaron al sitio. 

El carro estaba cerrado, rompieron el vidrio y adentro yacía el cuerpo de Trejo. El suiche estaba pegado, se habían llevado el control remoto, la cadena y el celular. 

Trejo era licenciado en Bancos y Finanzas, tenía ocho años en el ramo bancario, donde empezó como cajero. 

Un allegado dijo que en varias ocasiones fue víctima de extorsión y por eso lo cambiaban de agencia.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.