13 julio 2013

BCV exige certificado de origen como requisito adicional: Autoparte pide facilidades para participar en subastas

Luis Carías 
lcarias@el-carabobeno.com

El sector de autopartes, uno de los autorizados a participar en la subasta del nuevo Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad), tiene dificultades para solicitar dólares a través del mecanismo. 

Frisné Piñate, presidenta de la Cámara Nacional de Comercio de Autopartes, hizo un llamado a la banca para que se pliegue a los requisitos que exige el BCV, en vista de que piden a las empresas un certificado de origen como requisito indispensable para participar en el proceso. 

En la nueva circular emitida por el BCV, el 10 de julio, no se incluye tal requisito para participar en la subasta. Explicó que el documento está sujeto a muchas variables. “Significaría que los importadores solo pueden traer exclusivamente productos del país de origen y eso depende de convenios cambiarios”. Además, el certificado de origen tarda en otorgarse. 

Las empresas domiciliadas en las zonas libres de Paraguaná y Nueva Esparta también están autorizadas esta vez a participar en la subasta. Teodoro Bellorín, presidente de la cámara de comercio de la isla, manifestó la insatisfacción del empresariado frente al anuncio del gobierno. 

Su rechazo obedece a que la cifra otorgada asciende a 170 millones de dólares, cuando aspiraban llegar a 350 millones. 

El economista José Guerra tildó al Sicad como la tercera devaluación, pero en realidad se presentó como una solución al problema cambiario, cuando complementará la fuerte escasez de divisas que afecta al mercado. 

También el analista financiero José Grasso Vecchio opinó al respecto. A pesar de que ha generado expectativa, es más fácil y sencillo que el anterior mecanismo. El economista informó que la banca ya recibió algunas solicitudes y paulatinamente la norma en cuanto al trámite se difundirá con mayor precisión, dado que apenas fue publicada. 

Efraín Velásquez, presidente del Consejo Nacional de Economía, explicó que las personas naturales que deseen participar en la subasta deben inscribirse en el registro del BCV e ir a su institución financiera a entregar los recaudos. 

Las personas naturales que pueden participar son aquellas que deseen viajar, mientras que los casos de personas jurídicas se extienden a importaciones nuevas de autopartes y farmacéuticos. 

Para el proceso, explicó que no se necesita tener una cuenta en el extranjero, anticipando que el mismo banco donde se realiza la transacción podría tramitar la cuenta para las divisas. 

Estos bancos exigen que los fondos estén para comprar las divisas, por lo que los resultados se conocerán a mediados de la próxima semana. 

Algunos detalles de la subasta para empresas

El monto mínimo por orden de compra es de 8.000 dólares y se podrá incrementar en múltiplos de 1.000 dólares. En todo caso, el monto máximo que aceptará un banco por solicitud no podrá superar el 0,6% del monto de la subasta, es decir, 1,02 millones de dólares. Se debe realizar una orden de compra a través de un solo banco. Si presenta varias por medio de diferentes instituciones, todas sus solicitudes serán anuladas. Las órdenes de compra deberán incluir los siguientes datos: razón social del cliente, RIF del cliente, monto de la orden y postura de tipo de cambio. Según lo indicado por el emisor, los requisitos para que las empresas participen en la subasta serán: a) La presentación de la(s) factura(s) pro forma. b) El (los) certificado(s) de origen de la respectiva importación. El miércoles 17 de julio se anunciarán las adjudicaciones y resultados generales de la subasta y al día siguiente serán liquidadas las divisas a las empresas que haya resultado favorecidas. El Banco Central indicó que las transferencias de las divisas se efectuarán una vez que los bancos informen al emisor que ha sido emitido el conocimiento de embarque, cuando se trate de operaciones a plazo. Cuando se trate de operaciones a la vista, la transferencia se realizará a solicitud del banco, siempre y cuando éste verifique fehacientemente y con carácter previo, que el receptor final de las divisas sea el proveedor que emitió la factura pro forma de la respectiva importación. Las empresas deberán presentar como prueba de haber utilizado las divisas los estados financieros debidamente auditados, correspondientes al ejercicio en el cual le fueron adjudicadas las mismas. Estos podrán ser requeridos por las autoridades durante los tres años siguientes a la adjudicación. (El Universal)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.