(Foto EFE)
COMPARTE

Léster Toledo, opositor venezolano huido de la justicia de su país, pidió este lunes en una reunión con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, que el proceso de diálogo incorpore el referendo revocatorio.

“En la mesa de diálogo se está utilizando al Vaticano y a Unasur (mediadores), dando tiempo y oxigenando al Gobierno, pero mientras no haya elecciones seguimos en dictadura”, dijo Toledo en declaraciones a periodistas en los pasillos de la sede de la OEA en Washington.

Con su visita a Almagro, el opositor comienza una gira para alertar a la comunidad internacional de que el diálogo en marcha no le sirve a los venezolanos porque no plantea una salida electoral.

“Si el diálogo no incluye elecciones solo es una distracción para ganar tiempo (el Gobierno), para que no hablemos de que se robaron el revocatorio, de que en Venezuela gobierna un narcoestado, de que hay presos políticos, una dictadura, un Tribunal Supremo que arremete contra las competencias de los demás poderes, crisis humanitaria”, indicó.

“La verdad es que hubo una ruptura del hilo constitucional. (…) Mientras no restituyan el derecho de los venezolanos a decidir sobre la permanencia de Maduro en el poder no hay una solución a la crisis”, agregó.

Almagro no compareció tras la reunión pero publicó un mensaje en Twitter: “recibí a Léster Toledo, quien alertó de que el diálogo en Venezuela debe devolver derechos electorales al pueblo y llegar al fondo en casos de corrupción en Zulia”.

El opositor explicó que Almagro, unas de las voces internacionales más críticas con el Gobierno de Maduro, se mostró muy preocupado por la situación en Venezuela y le agradeció el que esté siendo muy activo al respecto.

Toledo, diputado al Consejo Legislativo del estado Zulia, milita en Voluntad Popular, el partido del líder opositor encarcelado Leopoldo López y el mayor de los que no participan en el diálogo entre el Gobierno y la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Según su relato, salió de Venezuela por vías irregulares tras estar 85 días en la clandestinidad en varios lugares del país luego de huir de su apartamento el 28 de agosto, cuando agentes del Gobierno allanaron su residencia.

Sobre Toledo pesa una orden de detención desde el 30 de agosto por financiación del terrorismo porque “el Gobierno le acusa de pagar a sicarios colombianos para causar incidentes en la marcha opositora del 1 de septiembre y hacer creer que eran agentes gubernamentales”, según explicó a un grupo de periodistas su jefe de prensa, Edward Rodríguez.

El diputado asegura que su orden de detención es una represalia del Gobierno por sus denuncias sobre la corrupción en Zulia, donde gobierna el chavismo, en el manejo de hospitales, programas de alimentación u obras de vialidad no cumplidas.

Toledo tendrá otro encuentro con la prensa mañana en Miami, junto al también opositor huido de su partido Carlos Vecchio, y la semana que viene viajará a España, donde tiene interés en reunirse con el Gobierno de Mariano Rajoy y con el líder del partido de oposición Ciudadanos, Albert Rivera.

En su agenda también está una visita a las Naciones Unidas en Ginebra y a varios países latinoamericanos.

Después de su gira internacional, que prevé dure hasta principios del año próximo, volverá a Venezuela “y enfrentará lo que sea”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.