COMPARTE

Historia y Tradición

El 3 de agosto de 1817 en aguas del río Orinoco próximo a su desembocadura, se ejecutó el combate de Cabrián, exitoso para las fuerzas navales al mando del  almirante curazoleño Luís Brión (1782-1821), procedente de Pampatar de donde salió el 31 de mayo.

El capitán de navío margariteño Antonio Díaz, segundo de Brión, en su avance frente a la isla Pagallos derrota las fuerzas realistas al mando del capitán Ambaredes, refugiándose en las fortalezas Padrastro o San Diego (hoy fuerte Campo Elías) y San Francisco de Asís (hoy fuerte Villapol), ubicadas en Guayana La Vieja. Brión ingresó con su flota hasta Casacoima, donde lo esperaba el Libertador empleando la mano de obra de los indios caribes, bajo la supervisión del general margariteño Arismendi.

La tenaz labor de nuestros aborígenes permitió construir embarcaciones ligeras artilladas tipo flecheras. En Guayana La Vieja se encontraba el general español Miguel De La Torre, luego de abandonar el 17 de julio la fortaleza de Angostura, ocupada ese día por el impetuoso general José Francisco Bermúdez.

Sin poder recibir apoyo por parte del general Pablo Morillo, y ante la falta de logística para atender a mil ochocientas personas y  1.436 soldados, De La Torre decide abandonar las fortalezas la noche del 2 de agosto, embarcados en treinta y cuatro naves, veintidós de guerra y doce de transporte; sitios que ocupa al otro día el general José Antonio Anzoátegui.

El Libertador en apoyo del almirante Brión, se dirigió vía terrestre al sector de la ensenada de El Cabrián cerca de  la Boca del Orinoco, con los batallones Barlovento y Guardia de Honor, acompañado de Juan Bautista Arismendi y Pedro León Torres, desde allí disparan contra las embarcaciones realistas, que se  desplazaban con una columna de navíos de guerra  por la margen derecha del río y las embarcaciones de transporte por la margen izquierda. Brión mandaba las naves de guerra y el teniente coronel Rafael Rodríguez la escuadrilla sutil (embarcaciones ligeras), atacaron el convoy realista en la Tórtola, Sacupana, Imataca y varios sitios cercanos al Delta, infringiéndole una completa derrota con saldo de numerosas bajas, 1.731 prisioneros, buena cantidad de armas y dinero.De La Torre con suerte pudo escapar en una de las pocas embarcaciones hacia la isla de Granada. El rotundo triunfo permitió la libre navegación por el “río Padre”, lo cual facilitaría en 1819 el desplazamiento  del ejército  hasta Apure para iniciar la Campaña de la Nueva Granada. El Libertador le escribe a Páez: “este golpe nos da una preponderancia eterna y fija irrevocablemente el destino de Guayana, Barinas y aun así de la Nueva Granada. Gracias a esta acción  y al  triunfo de general Manuel Piar en San Félix el 11 de abril de 1817, Guayana se convierte en el centro de operaciones republicano. Caballos, mulas y alimentos de las misiones del Caroní a cargo del sacerdote y general José Félix Blanco sirvieron para el soporte de las operaciones. La Bandera de Angostura es instituida por el Libertador el 20 de noviembre de 1817. Agregándosele una nueva estrella al amarillo para incorporar ahora a la provincia de Guayana: Artículo único: A las siete estrellas que lleva la Bandera Nacional de Venezuela, se añadirá una, como emblema de la provincia de Guayana, de modo que el número de las estrellas será en lo adelante de ocho. Dado, firmado de mi mano, sellado con el sello provisional del estado y refrendado por el secretario del despacho, en el palacio de gobierno de la ciudad de Angostura, a 20 de noviembre de 1817.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.