Foto: Prensa LVBP
COMPARTE

PRENSA LVBP

Jean Machí llegó a sentirse aliviado cuando se enteró, hace una semana, del canje que le había enviado del Magallanes a los Tigres de Aragua.

Su tirante relación con los aficionados de los Navegantes comenzó a llegar niveles insostenibles desde el año pasado. En esta temporada, aunque no llegó a lanzar en Valencia, fue castigado en dos salidas seguidas, encajó las derrotas del club y volvió a sentir la hostilidad de quienes deberían a poyar a los filibusteros.

“El cambio me tomó por sorpresa, no lo voy a negar, pero creo que me ayudará un poco, porque mentalmente estaba ido del beisbol, por las exigencias de los fanáticos. Nadie es perfecto”, soltó el relevista, durante la práctica de los aragüeños en el Estadio Universitario este miércoles. “Pero, gracias a Dios, me mandaron a un equipo como los Tigres, que le gusta competir, algo que me favorecen. Soy un lanzador competitivo”.

Lejos del constante escrutinio que significa ser parte de uno de los clubes con mayor número de seguidores en el país, Machí espera reencontrarse con la forma que lo llevó a las Grandes Ligas y le convirtió en uno de los taponeros más dominantes de la liga.

“Son cosas que se escapan de las manos, pero estar presionado de esa forma por la fanaticada y conmigo mismo, porque trataba no solo de sacar el cero en un inning, sino de ser perfecto, creo que fue una de las razones que me sacaron de los Navegantes”, enfatizó el Pitcher y Cerrador del Año en la 2009-2010. “Son cosas que pasan, lo admito, no todo el mundo es perfecto, pero cuando salgo a lanzar doy el 100%, no puede existir duda al respecto. Son solo cosas que pasan en el terreo y uno no las pude dominar”.

El domingo, Machí debutó con su nuevo uniforme, el primero diferente al de los filibusteros en 15 años de carreras, salvo la semifinal de la 2010-2011 con Bravos, y pese a otorgar un par de boletos sacó una entrada sin daños contra los Tiburones de La Guaira.

“Todo el mundo sabe lo que puede hacer Machí”, destacó el manager Eduardo Pérez. “No solo en esta liga sino en las Mayores. Estoy muy contento de que pertenezca a los Tigres. Porque ahora se me hace más fácil usar el bullpen del séptimo inning en adelante y cuando no esté disponible (el cerrador Ronald) Belisario, lo tendría a mi disposición”

Al derecho anzoatiguense le agrada la idea de tomar la bola para, en ocasiones, para ponerle el candado a los juegos de Aragua, pero está dispuesto a sumar donde le necesiten.

“El manager sabe qué puedo hacer, en qué puedo ayudarlo. Solo quiero que me dé la oportunidad para aprovecharla. Dependiendo de cómo esté la situación, estaré disponible para cualquier rol que me asignen”, aseveró.

Con ese nuevo comienzo en la LVBP, Machí espera terminar la temporada con buenos números para intentar despertar el interés de algún equipo del beisbol organizado.

“Una buena actuación aquí me puede ayudar. Si hago un buen trabajo con los Tigres, cualquier puerta se puede abrir. Ahora tengo que esperar a ver qué ocurre durante el mes de diciembre”.

Machí comenzó la temporada en Ligas Menores con los Cachorros y, tras ser dejado libre, terminó en las filiales de los Gigantes del San Francisco, la organización con la debutó en las Grandes Ligas en 2012.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.