William Contreras, superintendente nacional del Sundde. (Foto cortesía)
COMPARTE

Litzy Sanz Nava || @litzysanznava

Este martes, el presidente Nicolás Maduro le otorgó poder a los comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), para el cierre de industrias y empresas que a su criterio estén actuando al margen de los intereses de la población venezolana.

Maduro anunció que a partir de ahora, los 22 mil comités que operan en todo el país, conjuntamente con las autoridades de las autoridades de la Superintendencia de Precios Justos (Sundde), se encargarán de regir la actividad industrial y comercial en todo el país. La Milicia y la Guardia Nacional Bolivariana, conjuntamente con la Policía Nacional Bolivariana, serán los entes de apoyo de esta nueva designación que deja a discreción de este poder popular la decisión de paralizar, cerrar y sancionar la actividad de cualquier empresa en el país.

A su vez el superintendente del Sundde, William Contreras, a cargo también del recién creado Consejo Productivo de Trabajadores (CTP), anunció que los 985 espacios destinados para la operatividad de un Infoncentro, a partir de ahora serán también epicentro para el control, seguimiento y compilación de denuncias sobre las posibles irregularidades en las que incurran tanto la industria como el empresariado nacional.

Lo que buscamos es erradicar un movimiento que erradique la especulación, acaparamiento y el bachaqueo de productos básicos indispensables para la población venezolana, destacó el Superintendente del Sundde.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.