03 diciembre 2012

Cementerio de carrocerías de Venirauto en La Morita

Entre la maleza se pierde la gran inversión de la empresa. (Foto César Pérez)

Marianela Ágreda Armas | magreda@el-carabobeno.com

Entre la maleza y en estado de deterioro, reposan innumerables carrocerías de vehículos Turpial y Centauro, pertenecientes a Venirauto Industrias, en un terreno baldío ubicado en la prolongación de la calle 100 de La Morita, en Maracay estado Aragua. El área, según fuentes extraoficiales, corresponde a un terreno contiguo propiedad de la empresa mixta y denominado “el estacionamiento de Venirauto”, donde llegan los vehículos para la instalación del sistema de gas y ser entregados finalmente a sus propietarios.

Aunque no hubo vocero oficial, se conoció que el lote de carrocería fue trasladada desde la planta ensambladora San Vicente, posterior a las denuncias formuladas durante el mes de mayo por el diputado a la AN Rodolfo Rodríguez, integrante de la Comisión de Contraloría del parlamento, quien aseguró que en la planta ensambladora se encontraba un millar de carrocería a la intemperie. Tras la interpelación del presidente de la empresa, Rafael bolívar, reconoció que de 80.000 vehículos que debió ensamblar Venirauto desde desde su inauguración en 2006 hasta el año 2011, solo habían salido de línea 12.000 unidades.

El lugar donde permanecen las unidades deterioradas es visible desde la ARC. Durante marzo de este año, 73 familias pelearon la propiedad del lugar que había sido donado a la Fundación “Don Juan de Villegas” para la construcción de viviendas. En esa ocasión denunciaron que bajo pretensiones de la empresa Venirauto en apropiarse del terreno, fueron desalojados por funcionarios de la Policía de Aragua.

La fuente indicó que el gran número de carrocerías en el lugar correspondían a la línea 2008 de los modelos Turpial y Centauro que no fueron ensamblados. Al parecer, el material sería recuperado, sin embargo, a seis meses de su traslado al terreno permanecen sin protección alguna contra agentes externos.

El terreno no cuenta con seguridad, por lo que la fuente aseguró que se ha convertido en una guarida de delincuentes en horas nocturnas. También muchos propietarios de vehículos Venirauto acuden al lugar para hurtar algunas piezas como puertas y capó que aún se evidencian en algunas de las carrocerías. “Esto es una corrupción tremenda, pero a nadie le duele”, comentó la fuente quien pidió reserva de identidad. En efecto, algunas de las estructuras metálicas lucen calcomanías que las identifican como “Venirauto... Aprobado”.

La fuente agregó que en el área del estacionamiento, donde instalan el sistema de gas, desde hace varios meses reposan unos 40 vehículos terminados. “Presentan algunos detalles, pero tampoco se los venden a los trabajadores que los han solicitado en innumerables oportunidades”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.