19 agosto 2013

CNP no va a negociar el derecho de los periodistas a hacer su trabajo

(Foto El Carabobeño)

Alfredo Fermín

Se desconocen las razones por las cuales Leopoldo Castillo salió del programa Aló Ciudadano, pero se ha creado una conmoción, en el sector de las comunicaciones del país, porque se considera que ése era “el último bastión de la línea informativa crítica" que tenía el canal a lo cual se agregó el despido, sin previa comunicación, a Román Lozinski, Sasha Ackerman y Jorge Luis Pérez Valery, encargados de la lectura de las informaciones de los noticieros. La secretaria general del CNP Caracas, Lisbeth de Cambra, destacó que El Colegio Nacional de Periodistas no va a negociar el derecho de los venezolanos a ser informados y el derecho de los comunicadores sociales a hacer su trabajo con independencia.

Se ha dicho que Juan Domingo Cordero renunció a la presidencia de la junta directiva y que será sustituido por Raúl Gorrín. Dicen también que Globovisión va a ser convertido en un canal de entretenimiento o será clausurado pero, hasta ahora, nada está claro.

Un testigo presencial de lo ocurrido el viernes informó que, cuando Castillo se despidió del programa, había gente esperándolo afuera del canal, donde estaba instalada una cámara para entrevistarlo, pero él abrazó a uno de los presentes y no dio declaraciones. No se sabe si renunció, si lo botaron o se retiró por enfermedad. Hace algunos meses estuvo sometido a un tratamiento contra el cáncer en Estados Unidos.

Jorge Luis Pérez Valery, ancla de Globovisión, despedido, comentó que el viernes, después de la salida de Leopoldo Castillo, Sasha Ackerman, quien le está haciendo las vacaciones a Gladys Rodríguez, y Román Lozinski expresaron su disgusto, por lo cual los coordinadores le preguntaron si quería sustituirlos en la lectura del noticiero de las 9. “Era lógico que yo no podía hacer eso”.

El joven periodista agregó que, a las 10 de la noche, se fue a su casa. A las 11, lo llamaron por teléfono para decirle que los vigilantes tenían una circular con la cual se prohíbe la entrada al canal, a Lozinski, Ackerman y él.

“No he sido notificado de nada, pero todo el mundo me dice que estoy botado. Este lunes iré a ver qué pasó. Esta es una situación humillante. Si nos despidieron con una circular entregada a los vigilantes sin que haya terminado la relación laboral, es un acto de flagrante ilegalidad”, protestó.

Pérez Valery, quien se encontraba en Calabozo, Guárico, visitando a su familia, afirmó que lo sucedido en Globovisión “es la estocada mortal al último bastión que teníamos para la libertad de expresión en los medios audiovisuales. La decisión la provocó Nicolás Maduro, después de que arremetió contra Globovisión diciendo que los jefes del canal son los mismos, que no han cambiado nada, porque en los noticieros había denuncias y críticas a su gobierno.

Colegio Nacional de Periodistas

Tinedo Guía, presidente del Colegio Nacional de Periodistas, aseguró que no hay información oficial del canal por lo cual los afectados se reunirán hoy con la seccional Caracas, a la que pertenecen los periodistas afectados para conocer sus puntos de vista.

La secretaria general del CNP Caracas, Lisbeth de Cambra reiteró que hay incertidumbre, en el gremio, porque nadie ha informado lo que pasó con Leopoldo Castillo ni con los otros afectados. “No hay denuncias de saboteo, ni de que se hicieron cosas inapropiadas, pero la junta directiva tampoco ha informado sus razones. Nos vamos a reunir hoy, con los colegas, para conocer lo que opinan de esta situación”.

La dirigente gremial manifestó que “ésta es una política gubernamental, no una política de Estado, porque es la actuación de un grupo de personas. Más que nunca tenemos que estar preparados para enfrentar la arremetida. Arrodillarse no es la alternativa. Si el Gobierno, con sus trabas, para que los periódicos del interior no compren papel o para que no se publiquen informaciones que no le gustan, está equivocado.

Expresión Libre se mantiene alerta

Expresión Libre, Comunicadores por la Paz y la Democracia se mantienen alerta y haciendo seguimiento con mucha preocupación a los nuevos acontecimientos suscitados puertas adentro del canal privado Globovisión, tras el anuncio de la salida del aire del programa Aló Ciudadano y de su conductor durante doce años, Leopoldo Castillo, tiempo durante el cual se convirtió en el principal espacio de opinión de la televisión venezolana, al igual que los programas “Radar de los Barrios”, que dirigía Jesús “Chúo” Torrealba y Tocando Fondo con Ana Karina Villalba.

Expresión Libre está en comunicación con el Colegio Nacional de Periodistas y otras organizaciones fraternas que integran la Alianza para la Libertad de Expresión con la finalidad de conocer en detalle la posible afectación de la labor periodística del plantel televisivo del canal, así como para decidir en las próximas horas las acciones a seguir en relación a esta situación que luce compleja y delicada, pues también se ha producido la renuncia del presidente de la empresa, Juan Domingo Cordero.

Mientras se adoptan las decisiones conjuntas de la Alianza para la Libertad de Expresión, Expresión Libre deplora profundamente que estas conmociones internas en tan importante canal de noticias, y que evidentemente vienen a afectar su acostumbrada línea informativa, se hayan producido a los pocos días de las acusaciones y descalificaciones proferidas por el señor Nicolás Maduro, quien acusó a ese medio de comunicación de “desestabilizador”.

Violación al artículo 57

Luisa Torrealba, coordinadora del Instituto Prensa y Sociedad, declaró que esta organización no gubernamental ha observado que en Venezuela se está violando el artículo 57 de la Constitución Nacional que prohíbe la censura previa. Ultimamente se han impuesto medidas de multas y prohibición de publicar imágenes violentas como ha sucedido con los diarios El Nacional y Tal Cual. “Estamos documentando, detalladamente, situaciones que implican violaciones a la libertad de expresión para reportarlas a 90 organismos internacionales y a las relatorías de la Libertad de Expresión de la ONU, OEA y otros organismos de derechos humanos para que conozcan la realidad de Venezuela”.Torrealba anunció que el Instituto Prensa y Sociedad se ha declarado en alerta permanente.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.