COMPARTE

AFP

El posible inicio de un diálogo entre el gobierno venezolano y la oposición, el próximo domingo con acompañamiento del Vaticano, está condicionado por la definición del lugar donde se encontrarían las partes.

El presidente Nicolás Maduro dijo este martes que esperará a los delegados opositores en la isla de Margarita (norte) -el sitio anunciado originalmente por el emisario del papa Francisco-, mientras la oposición reiteró su exigencia de que la reunión sea en Caracas.

“Para nosotros el diálogo no tiene alternativa, diálogo o diálogo (…). Estoy listo para participar en la mesa”, dijo Maduro ante miles de partidarios, señalando que el fin de semana viajará a Margarita.

Pero el secretario ejecutivo de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, insistió este martes en que cualquier cita debe darse en la capital.

“Hemos planteado que ese encuentro sea en Caracas y, en tanto que ese encuentro no es un capricho de una de las partes (…), tendremos que ponernos de acuerdo”, afirmó Torrealba en una entrevista con la televisora privada Globovisión.

Más temprano, el gobernador Henrique Capriles, uno de los principales líderes de la MUD, declaró que solo “si el gobierno y los facilitadores aceptan que sea en Caracas, habrá encuentro”.

El lunes, el enviado del Papa y nuncio en Argentina, Emil Paul Tscherrig, anunció el comienzo de conversaciones el próximo domingo en Margarita tras una primera “interlocución” entre representantes del gobierno y la oposición.

Sin embargo, horas más tarde los máximos dirigentes de la MUD, entre ellos Capriles, desmintieron que el diálogo ya estuviese en marcha, y advirtieron que las condiciones aún no están dadas.

“El contenido de lo que se leyó (por parte del nuncio) no es correcto, porque no refleja la realidad que vive Venezuela. En Venezuela hay una ruptura del orden constitucional, y hasta que no se restituya es imposible realmente que haya un proceso de diálogo”, aseguró Capriles en rueda de prensa.

Líderes chavistas como Diosdado Cabello opinaron que esos pronunciamientos reflejan divisiones en la oposición, pero Torrealba dio por “cerrado el episodio” insistiendo en que la MUD apoya un diálogo que no signifique enterrar el referendo revocatorio que promueve contra Maduro.

“Yo le hago un llamado a los líderes de oposición que creen en la democracia, que creen en el diálogo, que den un paso al frente, que no se dejen chantajear por los sectores extremistas”, afirmó el mandatario. 

La posibilidad de que la crisis política venezolana sea resuelta en una mesa de negociaciones surgió luego de que el poder electoral suspendiera el proceso de revocatorio.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.