(FoTo AFP)
COMPARTE

Entre canciones de trova y flores blancas, unas 500 personas se congregaron este domingo frente a la embajada de Cuba en México para rendir homenaje al fallecido Fidel Castro, padre de la revolución cubana.

“¡Viva Fidel!, ¡Viva!”, gritaba una conmovida muchedumbre, que bloqueaba parcialmente la avenida Presidente Masarik, una de las más transitadas en el exclusivo barrio de Polanco.

Las rejas de la embajada fueron cubiertas con banderas de Cuba, pancartas de apoyo al Comandante, y en el suelo se leía el nombre de Fidel escrito con pétalos de rosas rojas.

Entre melodías que exaltaban el socialismo y sonidos de guitarra, los asistentes compartían su duelo.

“No vinimos a decirle adiós a Fidel, vinimos a decirle que estamos presentes en la lucha, hasta que acabemos con la miseria, la explotación, las injusticias. Hasta tener un mundo mejor”, gritó uno de los manifestantes.

“¡Fidel, seguro, a los Yankees dales duro”, coreó la muchedumbre en respuesta.

Yanile López, una artista cubana radicada en México, dijo a la AFP que la noticia de la muerte de Castro, el viernes pasado, “fue muy triste para Cuba y también para México, un país que siempre ha apoyado tanto a los cubanos”.

“Más allá de las ideologías, todos reconocemos que fue un hombre único, que cambió al mundo y que luchó hasta el final por un ideal justo”, añadió con los ojos llenos de lágrimas.

“¡Yo soy socialista y comunista! Fidel no ha muerto, ¡Fidel está vivo!”, clamó Alberto Linares, un joven mexicano de ascendencia cubana.

“Ojalá que en vez de haberse muerto él, me hubiera muerto yo. A él le quedaban muchas cosas importantes que hacer”, dijo el muchacho de 19 años, con una foto del Comandante en una mano y la bandera cubana en la otra.

Bajo el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó México durante siete décadas hasta el 2000, México fue el único país latinoamericano que resistió las presiones de Estados Unidos y preservó los lazos diplomáticos con Cuba desde mediados de los años 60, manteniendo cordiales relaciones con el gobierno de Fidel Castro.

Sin embargo, las relaciones de México con La Habana tuvieron su momento más tenso bajo el gobierno conservador de Vicente Fox (2000-2006). Incluso en mayo de 2004 ambos gobiernos retiraron a sus embajadores durante unos meses.

En 2012, las relaciones se volvieron más cálidas y con el regreso del PRI al poder con el presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018), y ya con Raúl Castro gobernando la isla, las relaciones han retomado su brillo.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.