La coalición opositora demanda el cumplimiento de tres acuerdos para reiniciar las conversaciones. (Foto Archivo)
COMPARTE

La dirigencia de la coalición opositora, en la vocería de Jesús “Chúo” Torrealba anunció que se levantará de la mesa de diálogo el próximo 6 de diciembre, si considera que el Gobierno de Nicolás Maduro no cumple con los acuerdos.

La decisión es tomada al margen de lo anunciado por el presidente Nicolás Maduro que días atrás aseguró que “nadie” se levantaría de la mesa de negociaciones.  En respuesta, este martes 30 de noviembre, después de una reunión del G-9 (Primero Justicia, Voluntad Popular, La Causa R, Vente Venezuela, Movimiento Progresista de Venezuela, Alianza Bravo Pueblo, Avanzada Progresista, Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo), los miembros de la coalición participantes de las negociaciones  acordaron retirarse del mecanismo del diálogo hasta tanto el Gobierno no cumpla tres acuerdos principales: el cese  a la sentencia que posiciona en  desacato a la Asamblea Nacional, la elección de los tres diputados de Amazonas y la liberación de los presos políticos.

El comunicado publicado por la coalición opositora es explícitamente contundente:En Venezuela vivimos momentos terribles.  En las últimas horas nuestro pueblo se vuelve más pobre minuto a minuto por los efectos de la destrucción de nuestro signo monetario y de toda la economía nacional, consecuencia de un modelo generador de miseria y de la actuación de un régimen ineficiente y corrupto, cita el comunicado.

Además destaca que mientras eso ocurre, el proceso de búsqueda de soluciones a través del diálogo se encuentra detenido por el incumplimiento del gobierno de los acuerdos logrados en las reuniones plenarias de la Mesa de Diálogo Nacional realizadas los días 30 de octubre, 11 y 12 de noviembre.

En nuestro país no habrá solución al problema del hambre creciente, ni a ningún otro problema, hasta tener una solución electoral que permita al país dotarse democráticamente de un nuevo gobierno, y el cumplimiento de esos acuerdos son pasos fundamentales para lograr tal solución electoral, señala el escrito.

Ante esa extremadamente grave situación, la Mesa de la Unidad Democrática se pronunció  ante el país y el mundo en los siguientes términos:

1) La Mesa de la Unidad Democrática, cumpliendo sus compromisos y por solicitud de los acompañantes de la Santa Sede para facilitar el proceso de diálogo, ha dado gestos claros de cumplimiento, al suspender acciones de calle y modificar la agenda parlamentaria postergando la evaluación de la Responsabilidad Política del Presidente Nicolás Maduro.

2) En fecha 15 de Noviembre de 2016 los diputados de Amazonas Nirma Guarulla, Julio Ygarza y Romel Guzamana se desincorporaron permanentemente de la AN dejando sin efecto su juramentación realizada el 28 de Julio de 2016.

El mismo día, en la sesión de la Asamblea Nacional su junta directiva se dio por notificada dando efecto inmediato a la desincorporación solicitada por los diputados.  El día 22 de Noviembre de 2016, el Presidente de la Asamblea Nacional remitió al Tribunal Supremo de Justicia comunicación confirmando la desincorporación de los diputados electos en el Estado Amazonas.

3) Con estas acciones la Mesa de la Unidad Democrática cumplió su parte de los acuerdos realizados hasta ahora en la Mesa de Diálogo Nacional que se instaló el 30 de Octubre en procura del objetivo central que el país democrático tiene en esa instancia: avanzar en la construcción de una solución electoral a la crisis.

4) Pero el gobierno no ha cumplido, por lo que exigimos al Gobierno Nacional que cumpla sus compromisos sin mayor dilación.  En este sentido es necesario que antes de la próxima sesión programada de la Mesa de Diálogo para el 6 de diciembre deban darse muestras claras de avance en cumplimiento de los siguientes temas:

  1. Instar a la Sala Constitucional del TSJ a restituir las competencias constitucionales de la Asamblea Nacional, dejando sin efecto la condición del falso “desacato” y las sentencias que durante meses han restringido al poder legislativo nacional.
  2. Nombrar dos rectores del CNE y sus respectivos suplentes, de común acuerdo entre las partes, de manera que comiencen a ejercer el 4 de Diciembre de 2016 cuando vence el plazo constitucional de las rectoras Socorro Hernández y Tania D’Amelio.

3. Liberar presos políticos e instalar una Comisión de la Verdad cuya estructura sea             acordada por las partes.

4. Abrir el canal humanitario y poner en marcha mecanismos transparentes de                   importación y distribución de alimentos, medicinas y suministros médicos urgentes         para los sectores de la población afectados por la crisis.

5. Convocar en fecha acordada entre las partes, mediante sentencia de la Sala Electoral    del TSJ, las elecciones en el Estado Amazonas de forma de restituir la representación      de ese estado en la Asamblea Nacional

5) El gobierno debe cumplir los compromisos que ha adquirido ante el representante de El Vaticano y demás facilitadores. Hasta que eso ocurra la Unidad Democrática revisará su presencia en la Mesa de Diálogo Nacional en términos que anunciaremos públicamente el próximo 6 de diciembre.

Sólo cuando el gobierno de muestras claras de cumplimiento de los compromisos arriba enunciados reanudaremos plenamente nuestra participación en la Mesa de Diálogo, y lo haremos ratificando nuestra agenda que promueva acordar mecanismos constitucionales, electorales, democráticos y pacíficos para superar la profunda crisis política, Institucional, Social y Económica que atraviesa  Venezuela.

6) La Mesa de la Unidad Democrática permanecerá en contacto permanente con los representantes del gobierno, así como con los acompañantes del Vaticano y de UNASUR, para verificar el cumplimiento de los acuerdos y de esa forma poder continuar con la agenda de la Mesa de Diálogo.

Cualquier instancia de diálogo, encuentro o negociación es inútil sin garantías de cumplimiento de los acuerdos alcanzados entre las partes en presencia de los acompañantes del Vaticano y de UNASUR.

La contumaz negativa del gobierno a cumplir los acuerdos que le corresponden, son una clara muestra de que sus divisiones internas le impiden cumplir  y por eso se sienta en la mesa para ganar tiempo y engañar al pueblo, no para abordar seriamente los problemas con la intención de resolverlos.

Como la inmensa mayoría de los venezolanos, la Mesa de la Unidad Democrática quiere diálogo pero con resultados, resultados que permitan al país elegir democrática y constitucionalmente un gobierno de unidad nacional que sea capaz de detener la crisis económica, recuperar la gobernabilidad política, reconstruir la convivencia social y respetar

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.