(Foto AFP)
COMPARTE

El joven somalí Abdul Razak Ali Artan hirió este lunes a 11 personas con su vehículo y con un cuchillo, antes de ser abatido a tiros por un policía de la universidad Ohio State, en Columbus (EE.UU.), donde estudiaba.

Las autoridades locales y federales no descartan que se trate de un caso de terrorismo yihadista e investigan la vivienda del joven, que según los medios locales tiene 18 años, así como su vehículo y su entorno social para determinar el móvil del suceso.

El video de las cámaras de seguridad del campus confirmó que el joven llegó en su vehículo y perpetró solo su ataque, aunque podría haber tenido cómplices, explicó en rueda de prensa el jefe de la Policía de la universidad, Craig Stone.

La directora de seguridad pública del centro, Monica Moll, confirmó la identidad del atacante, filtrada antes a medios locales, y reveló la del policía que lo abatió en cuestión de dos minutos, el joven de 28 años Alan Horujko.

Su rápida actuación la celebraron tanto el gobernador de Ohio, John Kasich, como el presidente de la universidad, Mike Drake, porque fue vital para evitar una tragedia de mayores dimensiones.

Las autoridades no ofrecieron más datos del atacante, pero fuentes policiales informaron a varias cadenas de televisión estadounidenses que el joven es un refugiado somalí que salió de su país junto a su familia en 2007, tras lo cual vivió en Pakistán, y en 2014 llegó a Estados Unidos, donde obtuvo la residencia permanente.

El suceso comenzó a las 9.52 hora local, cuando el joven arrolló con su vehículo a un grupo de personas, para después salir y atacar indiscriminadamente a los presentes con un cuchillo de carnicero.

“No hay duda de que lo hizo a propósito”, indicó Stone.

En principio se habló de al menos nueve heridos, pero la cifra ascendió por la tarde a 11.

Ninguno corre peligro de muerte y están siendo atendidos en varios hospitales de Columbus, la capital de Ohio.

Aunque la primera alerta emitida por la universidad avisaba de un “tirador activo” en el campus, el atacante no disparó ningún tiro y la Policía no ha encontrado pruebas de que tuviera un arma de fuego.

Sus armas fueron el vehículo y un cuchillo de carnicero, según describió el portavoz de la universidad, Ben Johnson.

Poco después del inicio del suceso la universidad emitió, por mensaje de texto y en Twitter, una alerta por un “tirador activo” en su campus y pidió a los estudiantes no salir de donde estuvieran.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, fue informado del desarrollo del suceso a lo largo del día por su asesora de seguridad nacional Lisa Monaco en la Casa Blanca, según explicó en rueda de prensa su portavoz, Josh Earnest.

El presidente electo, Donald Trump, trasladó sus “pensamientos y oraciones” a la comunidad de la Ohio State por medio de un mensaje en Facebook, en el que celebró y agradeció el trabajo excelente y la inmediatez del equipo de la universidad y el resto de servicios de emergencias.

Por su parte, Kasich celebró en rueda de prensa la lección extraordinaria que dieron este lunes a todo el país los agentes y servicios de emergencia con su pronta reacción al suceso.

El campus de la universidad Ohio State (en el Medio Oeste de Estados Unidos) es uno de los más grandes del país, con cerca de 60.000 alumnos.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.