Luis Fernando Rodríguez Ledezma, director de Servicios Públicos de la Alcaldía de Bejuma. (Foto Cortesía)
COMPARTE

 

El Vertedero de Bellorín ubicado en Bejuma tiene más de tres meses que no opera con la continuidad requerida, afectando a más de 160 mil personas que habitan en las comunidades de los municipios del occidente de Carabobo.
Así lo denunció Luis Fernando Rodríguez Ledezma, director de Servicios Públicos de la Alcaldía de Bejuma, al hacer un balance de los inconvenientes que viven los tres municipios que conforman las valles altos de la región carabobeña.
Agregó el funcionario que la razón principal de esta problemática que se presenta en el vertedero radica en que no hay maquinaria para movilizar los desperdicios, y estos se acumulan de tal manera que el encargado del lugar se ve en la necesidad de cerrarlo, porque no hay por donde transitar y muchos menos donde descargar los camiones.
“La Compañía Anónima Desechos Sólidos Carabobo (Desoca) no ha contratado nuevamente una máquina para hacer el trabajo que corresponde, hay una que en las últimas semanas viene y trabaja a lo sumo dos días, se reinician los trabajos y en tres o cuatro días hay que suspender la disposición de la basura porque se vuelve a congestionar”, explicó Rodríguez Ledezma.
El director de Servicios Públicos hizo un exhorto a los alcaldes de Miranda, José Gregorio Achuelo, y de Montalbán, Tulio Salvatierra, para que unan esfuerzos junto al alcalde de Bejuma, Ramón Alberto Rodríguez Núñez, a fin de gestionar ante el Gobierno Bolivariano de Carabobo la normalización de esta situación para que los trabajos de remoción tengan continuidad y así la recolección y disposición de la basura se haga con absoluta normalidad.
“En el occidente de Carabobo dependemos única y exclusivamente del Vertedero de Bellorín para depositar la basura. Cuando se cierra tenemos que suspender la recolección, lo que trae consecuencias graves a más de ciento sesenta mil personas que habitan en la región, pues se acumulan las bolsas de desperdicios en los frentes de las viviendas, en calles y avenidas, lo que trae riesgo de contaminación, y proliferación de alimañas que afectan la salud de los pobladores”.
El alcalde Rodríguez Núñez ha realizado gestiones a nivel de la empresa Desoca y de la misma Gobernación de Carabobo, pero han hecho caso omiso al pedimento. Por ello resulta pertinente unir esfuerzos entre las tres alcaldías del eje occidental carabobeño para ejercer presión y exigir que se contrate una máquina de inmediato. “Los habitantes de Bejuma, Miranda y Montalbán no pueden ser víctimas de la negligencia de los responsables del vertedero”, enfatizó Luis Fernando Rodríguez.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.