Entrada del destacamento de la GNB en Ciudad Chávez. (Foto Dayrí Blanco)
COMPARTE

Dayrí Blanco | @DayriBlanco07

Tras cinco días de espera por la audiencia de presentación de los 12 jóvenes detenidos en Puerto Cabello, el Tribunal Sexto de Control Militar en Carabobo tomó la decisión más previsible: Privativa de libertad. Fue una jornada maratónica de  más de 10 horas en la que la juez sexto del circuito penal castrense de la región, Luz Santafé, no tuvo otra sentencia para quienes fueron aprehendidos en circunstancias totalmente distintas.

A la 1:00 p.m. del miércoles llegaron los acusados a la sede del Destacamento del Sur (Desur) de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), ubicado dentro de Ciudad Chávez, donde se instaló el tribunal militar. Fueron separados en dos grupos: Los detenidos por la GNB y los que fueron apresados por la Policía Municipal y Dirección General de Contrainteligencia Nacional (Dgcim).

Pero el libreto se repitió. A Vicente Duarte, Wilber Ruíz, River Medina, Edgar Reyes León, Douglas Yaniro, Anthony Castro, Wilibaldo Escalona, Jonnayker Briceño, Luis Alejandro Pazos, Oscar Arredondo, Alexander Rodríguez y José Antonio Díaz se les imputó los mismo delitos que a los más de 80 que han sido privados de libertad y enviados a la cárcel 26 de Julio de Guárico desde Carabobo con la activación del Plan Zamora: Instigación a la rebelión y vilipendio contra la Fuerza Armada Nacional.

En Ciudad Chávez familiares en espera de información sobre los detenidos. ( Foto Dayrí Blanco)

Tras la decisión, los procesados fueron trasladados nuevamente a Puerto Cabello. Ocho de ellos están en el comando de la GNB, los otros en la Policía Municipal. “No sabemos cuándo serán llevados a San Juan de los Morros”, relató Indira Guilarte, hermana de Oscar Arredondo, uno de los detenidos.

CASOS AISLADOS

De los 12 imputados, cuatro fueron detenidos por la GNB tras ser reprimidos en una protesta que realizaban en el sector La Belisa, en la avenida Circunvalación del Mar. Otros cuatro estaban cerca del lugar cambiando el neumático a una camioneta y también fueron aprehendidos, “a ellos se les reseñó en el acta policial posesión de cauchos para trancar la vía pública”, dijo uno de los abogados.

Los otros cuatro cenaban en Rancho Grande cuando uniformados de la Policía Municipal y de la Dirección General de Contrainteligencia Nacional se los llevaron. Uno de esos jóvenes pertenecía a un grupo de whatsapp llamado “los guarinberos”.

Oscar Arredondo es uno de quienes comía cachapa cuando fueron atacados violentamente por los funcionarios y llevados a la sede de la Policía de Puerto Cabello. Él llegaba de Maracay esa noche al terminal cuando un amigo le ofreció llevarlo a casa. Pero antes, se detuvieron a comer. Él no protestaba. Tampoco cometía ningún acto delictivo, de acuerdo a la información de su hermana. Está residenciado en el estado Aragua por trabajo y solo va a Puerto Cabello los fines de semana. “Esperemos que por orden judicial nos permitan buscar el listín de abordaje en el autobús para demostrar que estaba en Maracay y a qué hora llegó”.

Se conoció que varios integrantes del grupo “los guarimberos” están siendo visitados y allanados en sus residencias. Son más de 500 personas.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.